La Escudería al servicio del concejo

Los voluntarios trabajaron sin descanso este último mes para organizar la prueba. / JUAN LLACA

Su experiencia e infraestructuras les han convertido en uno de los principales apoyos del Consistorio, la Policía Local y Protección Civil La celebración de la 41 edición del rallye invadirá las carreteras de Llanes este sábado

LAURA CASTRO LLANES.

«Cualquiera que entre a formar parte de la Escudería debe tener claro que lo primordial es Llanes». Este es el lema de la asociación más polifacética del concejo, compuesta actualmente por 25 voluntarios, quienes desde hace más de 40 años se vuelcan por completo en todas las actividades, sean deportivas o no, del municipio. Comenzaron organizando el Rally Villa de Llanes, que cumple 41 ediciones este fin de semana y se presentará hoy en el Consistorio.

Son profesionales de todos los ámbitos, desde ingenieros hasta arquitectos y fotógrafos, que dedican su tiempo libre a una pasión común. El lugar de reunión, la sede de la Escudería en la calle Mayor, es su principal vínculo de unión, pues en un ambiente distendido la familia y los amigos siempre se entienden mejor. «Es la clave. Si no tuviéramos este edificio no podríamos vernos 365 días al año para idear nuevos proyectos», reconoce uno de los miembros.

Su labor organizando el rally les ha convertido en expertos de las comunicaciones, la seguridad y la realización de eventos. Los beneficios que sacan de la cita del Campeonato Nacional de Rallyes de Asfalto los invierten en nuevos equipos que pueden ir desde radios o teléfonos vía satélite hasta jaimas. Con sus propios medios y de manera prácticamente autodidacta, instalaron una caseta de comunicaciones en Los Resquilones para abastecer su actividad deportiva y el apartado de radio de la Escudería. Sin embargo, desde el primer momento pusieron esta infraestructura al servicio de la Policía Local y de Protección Civil de Llanes.

Es por esa colaboración con su concejo que su labor no pasa desapercibida para los políticos del municipio que no dudan en mostrar su agradecimiento. «La Escudería es uno de los mayores lujos que tenemos en Llanes. Siempre están al pie del cañón en cualquier evento, deportivo o no, que pueda necesitar su ayuda, y lo hacen de forma desinteresada», señala Marisa Elviro, concejala de Cultura llanisca. La edil está convencida de que «su preparación, su experiencia y su enorme capacidad de trabajo y compromiso» son lo que les hace «tener una eficiencia impagable». Su entrega les ha convertido en uno de los máximos apoyos del Ayuntamiento, «con total independencia del equipo de gobierno», aseguran desde la Escudería. Así lo reflejan también los distintos partidos políticos. «Todo lo que pueda decir de ellos es poco, hacen una labor increíble», comenta la teniente de alcalde, Marían García de la Llana. «Estamos en deuda permanente. Cualquiera que necesite apoyo técnico o material como balizamiento, vallas o medidores, recurre a la Escudería y ellos lo prestan sin dudarlo. Siempre están ahí», defiende la edil llanisca.

Implicados con su comunidad

El Club Deportivo de Llanes, los tres bandos de festejos de La Magdalena, San Roque y La Guía, la asociaciones vecinales de Balmori o Niembru, e incluso la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos. «Cualquiera que nos pida ayuda, la tendrá», aseguran desde la Escudería. Lo saben bien en el Club Marítimo de Llanes, con quienes mantienen una relación directa. Cuando comienza el concurso de pesca de altura, montan una base de comunicación con teléfonos vía satélite para que los barcos que estén en alta mar mantengan contacto permanente con tierra.

«Somos la única organización de rallys con esta implicación con su comunidad en toda España», aseguran. Y razón no les falta. Dentro de todas sus actividades y cometidos, la cita del Villa de Llanes acaba pasando casi de puntillas, aunque es una de las mejor valoradas del campeonato. «Organizar la prueba nos cuesta 100.000 euros. Estamos 50.000 euros por debajo de la prueba más barata del nacional», explican. Todo un logro teniendo en cuenta que se trata de un rally organizado por una villa y no por una capital de provincia, como el resto de citas del campeonato. «Si tuviéramos más dinero, podríamos hacer muchas más cosas», puntualizan. Sin embargo, su labor desinteresada es «invisible» para los que no residen en el concejo. Esto supone un obstáculo a la hora de dar ejemplo, pues recuerdan que «las asociaciones deportivas son mucho más que meros conjuntos de aficionados o profesionales. Tenemos un compromiso voluntario con nuestra comunidad y nos encanta», aseveran.

El evento más importante para la Escudería está a la vuelta de la esquina y organizarlo les ha costado todo un año, con un último mes de escasas horas de sueño y largas noches de café. El sábado verán reflejado todo su «duro trabajo» cuando las carreteras de Llanes se conviertan en el séptimo escenario en la pelea por el título del Campeonato Nacional de Rallyes de Asfalto.

Fotos

Vídeos