La Escuela de Hostelería de Llanes lleva sus sabores al País Vasco

Cocineros de Llanes preparan el menú en Leioa. /  E. C.
Cocineros de Llanes preparan el menú en Leioa. / E. C.

Los alumnos ofrecieron un menú para 350 comensales en Leioa, donde se celebran las jornadas gastronómicas de la cocina asturiana

GUILLERMO FERNÁNDEZ LLANES.

Más de 350 comensales vascos acudían ayer al comedor de la Escuela de Hostelería de Leioa, en Vizcaya, para participar y disfrutar de las VIII Jornadas Gastronómicas de Cocina Asturiana. Se trataba así de degustar un menú elaborado por los propios alumnos del centro vizcaíno, con el asesoramiento de Jaime Llano, Javier Valdés y Loles Díaz, profesores de cocina, repostería y sala, respectivamente, de la Escuela de Hostelería del IES de Llanes. Al frente de la delegación asturiana se encontraban Álvaro Gómez Garcés y Javier Boira Cuevas, director y secretario, respectivamente, del centro educativo llanisco.

El aforo de la sala estaba cubierto desde varios días antes y los asistentes pudieron degustar un menú largo y estrecho, repleto de excelentes productos y novedosas puestas en escena. De entrada se sirvió una ensalada de quesos asturianos en nido de pan, para continuar con burguer de emberzáu, guacamole y ahumado de Pría, y finalizar con fabes en marisco y alga percebe. De postre se ofreció un semifrío de Cabrales con gelatina de sidra. Causó admiración la colaboración del llagar de Cortina, que desplazó a Leioa a tres escanciadores, que se multiplicaron para atender las demandas de la concurrencia.

La de ayer era la octava visita de los llaniscos a Leioa y al término de la comida, Jaime Llano valoraba que «nuestra presencia siempre genera gran expectativa porque a los comensales vascos les apasiona la calidad de los productos asturianos». Y calificó el resultado del breve viaje como «un éxito que se repite cada año». Por su parte, Ibon Uranga, profesor de cocina y repostería en Leioa, que enseñó en el centro llanisco entre los cursos de 1999 y 2007, matizó que «estas jornadas, que se repiten cada año, son esenciales para nuestra escuela».

«Nuestros alumnos alucinaron con los ingredientes y la elaboración del emberzáu y otros producto asturianos que para ellos son totalmente desconocidos, una novedad», explicaba. Tras recordar que en el País Vasco se preparan y acompañan las alubias «con productos muy diferentes», declaró encontrase «sorprendido» por los sabores que se obtienen del alga percebe. Finalmente, Uranga no tuvo inconveniente en exponer que «a los profesores de la Escuela de Hostelería de Llanes quisiéramos dejarlos aquí durante todo el año».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos