El Estado insta a Asturias a reclamar la titularidad de San Antolín por su cuenta

El templo benedictino románico de San Antolín de Bedón, ubicado en la localidad de Naves, en el concejo de Llanes. / NEL ACEBAL
El templo benedictino románico de San Antolín de Bedón, ubicado en la localidad de Naves, en el concejo de Llanes. / NEL ACEBAL

El Ministerio de Cultura, Patrimonio y Hacienda sostienen que «no existen documentos para iniciar un procedimiento judicial» por el templo

GLORIA POMARADA LLANES.

«No existen documentos de propiedad que permitan al Estado abrir un procedimiento judicial para reclamar la titularidad de la iglesia de San Antolín de Bedón». En estos términos se pronunció el pasado lunes el Ministerio de Cultura en una reunión mantenida en Madrid con el consejero Genaro Alonso. En el encuentro entre el titular de Educación y Cultura del Principado y el director general de Bellas Artes del Ministerio, Luis Lafuente, las posturas quedaron fijadas: la vía para alcanzar la titularidad del templo románico tendrá que «valorarse en otros ámbitos» ajenos al Estado. Según fuentes ministeriales consultadas por este periódico, esos «ámbitos» recaerían en «la comunidad autónoma o el derecho civil». La resolución alcanzada, indican desde el Ministerio, «no es una cuestión de desistimiento», sino que se fundamenta en la ausencia de documentos que acrediten la titularidad estatal.

El Estado iniciaba hace cinco años las investigaciones para determinar la propiedad del bien tras recibir por parte de los vecinos documentación fechada en 1870 que, supuestamente, demostraría que el templo pertenece a la administración central. Una vez estudiada la cuestión por parte del Ministerio de Cultura, junto con Patrimonio y Ministerio de Hacienda, concluyen que «se ha detectado que no es del Estado».

Por tanto, el inicio de un procedimiento judicial conducente a obtener la titularidad queda descartado. «Para que el Estado pueda actuar es necesario un documento que avale esa propiedad y en los estudios hechos no se ha localizado», concluyen.

La reunión del lunes acerca del templo románico, de la que el Principado dio ayer cuenta, se enmarca en el conjunto de gestiones que «se vienen realizando desde 2016» y «responde a un compromiso asumido por el propio consejero en la Junta General del Principado, con el objeto de interesarse por la titularidad de la propiedad del templo», señaló el Gobierno regional. En la entrevista con el representante ministerial también se abordaron más cuestiones relacionadas con el patrimonio asturiano, como la licitación de las obras de restauración de San Miguel de Lillo, en Oviedo.

Conservación prioritaria

Una vez perdida la opción de conseguir la propiedad del inmueble a través de medios estatales, el Principado apunta ahora a las prioridades que ha defendido en los últimos meses, las de atender a la conservación y facilitar las visitas a este templo, declarado monumento nacional en 1931 y Bien de Interés Cultural (BIC) en 1985. «Continuamos realizando gestiones con los poseedores de la propiedad, al objeto de acordar la regulación de las visitas, en los términos establecidos en la normativa de Patrimonio Cultural», adelantó Alonso. Dicha normativa fija que en los inmuebles considerados de Interés Cultural sus «propietarios, poseedores o titulares deberán señalar un número mínimo de cuatro días al mes, durante al menos cuatro horas por día» para su visita pública.

Los propietarios de los terrenos en los que se encuentra la iglesia de San Antolín de Bedón cerraron con una valla el acceso a esta finca a principios de 2016, si bien el pasado mes de noviembre manifestaron a través de su abogado su «absoluta disponibilidad» para «negociar, pactar y establecer un régimen de visitas ordenado para contemplar el templo». El requisito para permitir el acceso sería la suscripción previa de un convenio con la Consejería de Cultura para establecer el régimen de las visitas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos