El PP exige al Principado que aporte ayudas a las áreas de influencia de Picos

Por la derecha, Marifé Gómez y Luis Venta con alcaldes y concejales populares de Picos. /  NEL ACEBAL
Por la derecha, Marifé Gómez y Luis Venta con alcaldes y concejales populares de Picos. / NEL ACEBAL

Alcaldes y diputados proponen contribuciones adicionales a la subvención del Ministerio previas a la revisión de criterios de reparto

GLORIA POMARADA CANGAS DE ONÍS.

Los alcaldes del Partido Popular de los concejos con territorio en el Parque Nacional de Picos de Europa fijaron ayer la postura del partido en cuanto a la gestión del espacio protegido. En un encuentro con los diputados en la Junta General Luis Venta y Marifé Gómez, así como de ediles populares del resto de concejos de Picos, la formación exigió al Principado la aportación de ayudas complementarias a las financiadas por el Ministerio y repartidas por el propio Gobierno autonómico. «Para defender el Parque lo que tienen que hacer es comprometerse económicamente para poner ayudas en las áreas de influencia», defendió Venta. Este tipo de ayudas autonómicas a los municipios con territorios en el espacio protegido ya se conceden en Cantabria, una de las tres administraciones implicadas en la gestión del Parque junto con Asturias y Castilla y León.

La financiación general presente en las tres comunidades consiste en una asignación presupuestaria a cargo del Ministerio, de cuyo reparto se encargan los propios gobiernos regionales. «Está claro y es objetivo que en 2017 el Gobierno de Asturias ha puesto cero euros para repartir entre los municipios y el Gobierno de España 379.000 euros . ¿Es poco? Es algo», apuntó el diputado en la Junta.

La exigencia ayer lanzada por el PP, que gobierna en tres de los seis concejos de Picos -Cangas de Onís, Cabrales y Peñamellera Baja- es la de añadir una cuantía destinada a «la actividad y a sectores económicos y a entidades públicas y ayuntamientos para que hagan obras dentro del parque y faciliten la vida a sus vecinos». El PP recoge así una reivindicación expresada por distintos alcaldes de la zona, que desde hace años reivindican compensaciones económicas por las limitaciones que implica la pertenencia al espacio protegido. «Las restricciones que existen hay que compensarlas», defendió Venta.

Otras de las críticas lanzadas por los gobiernos municipales es la del reparto que el Principado hace de las ayudas estatales. En la última convocatoria, un 80% de los fondos fue a parar a los ayuntamientos de Cabrales y Cangas de Onís. Venta expresó que el paso previo a propuestas sobre nuevas fórmulas es aumentar las cuantías económicas. Una vez obtenido ese objetivo, sería el momento de abordar desde el «consenso entre los integrantes del PP cómo puede ser ese reparto de las ayudas».

El aspecto económico no fue el único que se puso sobre la mesa en materia de gestión. La intención expresada en los últimos meses por concejos como Onís, gobernado por el PSOE, de salir del Parque, fue tachada por Luis Venta, sin alusiones directas, como «demagogia». «Algunos llevan una década pidiendo entrar en el parque y al cabo de dos años dicen que quieren salir. Estamos haciendo un flaco favor. El Parque en sí mismo es un plus que favorece a muchos sectores económicos de esta zona. Es una marca de calidad contrastada y de referencia fuera y dentro de España», defendió el popular, quien cerró filas en cuanto a la pertenencia de los concejos en manos populares: «no queremos salir, queremos que se gestione bien».

Daños del lobo

Las alusiones llegaron también a la dirección del Parque, puesta en entredicho por los ganaderos. En la reunión celebrada el pasado martes entre profesionales cabraliegos y el consejero Fernando Lastra, los ganaderos locales expresaron su malestar hacia la figura del director, especialmente en lo relativo a la gestión del lobo. «Quien pone al director del Parque y quien gestiona el Parque no es el Gobierno de España, no es el PP. Es el PSOE y el Gobierno asturiano», afirmó Venta, quien criticó el «intervencionismo administrativo que ha tenido siempre el Gobierno socialista».

Esta misma semana, en la reunión en Cabrales con ganaderos, alcalde y concejales, Lastra anunciaba la intención de completar un protocolo de gestión del lobo dentro de Picos «en el primer semestre del año». En dicho encuentro, el consejero reveló, además, que las batidas de lobos en 2017 habían culminado «sin éxito». «Los ganaderos del Oriente no se merecen que vengan a decirles en la cara que la gestión del lobo ha sido un fracaso. La culpa única y exclusivamente radica en este Gobierno, que no ha puesto en marcha las medidas», dijo Venta, quien cifró «entre veinte y treinta» los ataques diarios registrados en Asturias.

Respecto a la financiación del centenario de Picos y sus actos conmemorativos, el PP dijo no haber visto por el momento «ni una sola acción por parte del Gobierno».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos