La exposición ganadera de Colombres logra reunir a más de 400 animales

Algunos de los animales presentes en la exposición. / JUAN LLACA

También se contaron por cientos las personas que pasaron por la Ería para disfrutar de un evento que «no deja de crecer año tras año»

GUILLERMO FERNÁNDEZ COLOMBRES.

En los extensos terrenos de la Ería de Colombres se celebraba en la mañana de ayer la VII Exposición Ganadera 'Al Prau', un acontecimiento que contó con la presencia de más de 400 cabezas de ganado, en su mayoría bovino. Había vacas, toros y terneros de las razas de valles y montaña, tudancas, blondas, limusinas y ratinas. También acudieron yeguas y caballos, cabras, y ovejas de las razas navarra, carranzana, xalda y texel. Las reses pertenecían a estabulaciones de Colombres, Bustio, Pimiango, Boquerizo, Noriega, Vilde, Villanueva y El Peral, sin que faltaran ganaderos llaniscos de Naves y Pie de la Sierra.

La muestra estaba organizada por la Asociación de Ganaderos de Ribadedeva, presidida por Miguel Parcero, y patrocinada por el Ayuntamiento de Ribadedeva. Al tener carácter de exposición no había ventas y el evento servía como escaparate para contemplar la calidad de las reses del concejo. Sí acudieron tratantes, quienes confirmaron que los tratos posteriores «suelen cerrarse en casa».

Jorge Martínez, empleado municipal y coordinador del evento, detalló que Ribadedeva cuenta en la actualidad «con un centenar de explotaciones de bovino» y cifró el número de reses por encima de «5.000 animales censados».

Entre los asistentes al certamen se encontraba el entusiasta Juan Ignacio Castaño, el impulsor de la exposición hace ahora siete años. Castaño indicó que el certamen sirve para «poner en valor el trabajo y el sacrificio de los ganaderos locales y hacer patente la mejora de la calidad genética de las reses, así como para animar a los más jóvenes en la tarea de asumir el relevo generacional». También matizó que cada año «acuden más ganado y ganaderos, que vienen de forma voluntaria y desinteresada».

La presencia humana resultó destacada y por terrenos de la Ería pasaron a lo largo de la mañana centenares de ganaderos, turistas y curiosos de todos los concejos de la comarca y de Cantabria. También resultó interesante la exposición de maquinaria agrícola por parte de una empresa ubicada en la localidad llanisca de San Roque del Acebal.

Fotos

Vídeos