Fallece Javier Hoyos, creador de las Carreras de Caballos

Javier Hoyos. /  E. C.
Javier Hoyos. / E. C.

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

En la mañana de ayer fallecía en su domicilio de Ribadesella Francisco Javier Hoyos Lizarraga, uno de los fundadores de las populares Carreras de Caballos Playa de Ribadesella. Gran aficionado al mundo de la equitación, Javier Hoyos había sido uno de los impulsores de un evento turístico-deportivo que en la actualidad ha alcanzado unos niveles de popularidad insospechados.

Da la casualidad de que, para este año, el Ayuntamiento de Ribadesella había programado un acto de homenaje a todos y cada uno de los precursores de estas carreras. Un reconocimiento que, de producirse, contará con la ausencia de la persona que fue clave en sus orígenes. No obstante, el comité organizador está estudiando un cambio en el programa para que el gran protagonista sea Javier Hoyos, al igual que en su día lo fue el desaparecido jinete Tino del Valle.

Hoyos falleció a los 68 años de edad después de toda una vida ligado a Suca Suárez, su mujer y compañera de viaje con la que tuvo dos hijas, Estíbaliz y Beatriz. Aparejador de profesión, trabajó buena parte de su vida en la Cerámica de Llovio. También fue concejal del Ayuntamiento de Ribadesella, formando parte de uno de los gobiernos presididos por Juan Ureta en representación de la Unión Riosellana Independiente (URI).

Tras la jubilación, dedicó su tiempo libre a viajar y a cumplir con una de sus pasiones, la talla de la madera. Buena parte de sus trabajos, auténticas obras de arte, han quedado desperdigados por las asociaciones y colectivos del concejo de Ribadesella, con los que colaboraba habitualmente.

Su funeral es hoy, a las cuatro de la tarde, en la iglesia de Ribadesella. Sus restos mortales serán posteriormente incinerados en el Tanatorio de Oviedo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos