La falta de liquidación de las cuentas de 2017 frena el presupuesto de Llanes

Enrique Riestra y Juan Carlos Armas ayer, durante su comparecencia en el Ayuntamiento llanisco. /  LLACA
Enrique Riestra y Juan Carlos Armas ayer, durante su comparecencia en el Ayuntamiento llanisco. / LLACA

«Esto es una lucha titánica contra un sistema establecido», lamenta el alcalde, quien critica las «trabas» burocráticas a las que se enfrenta el actual equipo de gobierno

LUCÍA RAMOS LLANES.

Cuando apenas quedan tres semanas para alcanzar el ecuador del presente ejercicio, el Ayuntamiento de Llanes sigue sin contar con presupuestos. Es más, por el momento no hay siquiera fecha para la aprobación provisional de los mismos por el Pleno municipal. El motivo de semejante retraso no es otro, aseveraron ayer el alcalde, Enrique Riestra (Vecinos por Llanes), y el segundo teniente de alcalde, Juan Carlos Armas (PP), que la falta de liquidación de las cuentas del pasado año.

El documento debería haber estado listo ya el pasado 1 de marzo, pero ante la ausencia por baja médica del interventor hubo que retrasarlo. Desde el gobierno local lamentan sin embargo, que pese a que hace casi dos meses que el alto funcionario se incorporó a su puesto, la liquidación sigue sin finalizarse. «A principios de mayo el interventor nos dijo que se trata de un proceso muy laborioso y que podría llevarle desde diez día a un mes o dos. Ya pasaron diez días y también un mes, y seguimos sin liquidación, por lo que no sabemos muy bien si a finales de este mes estará», lamentó Riestra. Destacó, asimismo, «la importancia de contar con la liquidación para poder tener unos presupuestos e invertir en las necesidades del concejo que tanto reclaman los vecinos».

Un apartado, el de inversiones, que este año podría contar de nuevo con una importante inyección económica gracias al remanente de tesorería del pasado ejercicio, que de forma provisional el interventor fijó en 1,15 millones de euros.

El regidor llanisco criticó también la poca información que contiene el anteproyecto de presupuestos remitido por el alto funcionario el pasado 9 de mayo. «Son diecisiete páginas en las que solamente hay un cuadro pequeño sobre las amortizaciones de préstamo. El resto es literatura», aseveró.

Explicó también cómo recientemente el gobierno local remitió al interventor unas bases de ejecución y una estimación de ingresos y gastos para conocer la situación actual de las cuentas y poder seguir trabajando en la elaboración de los presupuestos. «El funcionario nos respondió que él solo fiscaliza informes y proyectos completos y que lo que le enviamos no lo era», explicó Riestra, y apostilló que «si alguien quiere fiscalizar un documento completo y falta por entregar una liquidación que es parte de ese documento, nosotros no podemos hacer más».

PGO

Ante este panorama, ambos coincidieron en destacar la dificultad que supondrá este año sacar adelante unos presupuestos. «Esto es una lucha titánica contra un sistema establecido que tenía privilegios», manifestó Riestra, quien reconoció que las «trabas» burocráticas con las que él y sus compañeros se están encontrando desde su llegada a veces hacen que piensen en «tirar la toalla. Pero no lo vamos a hacer, vamos a seguir luchando por dignidad», aseveró.

El regidor llanisco también se refirió a la fase de exposición pública del documento de prioridades del Plan General de Ordenación del concejo (PGO), aseverando que «está yendo muy bien, se están recogiendo alegaciones y aportaciones de los vecinos y creo que la participación nunca tuvo tanto seguimiento en Llanes».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos