La Fiesta Rociera de Llanes vincula su continuidad a la colaboración del Ayuntamiento

LAURA CASTRO LLANES.

«No quiero discutir con ningún pueblo». Esta es una de las conclusiones a las que llegó Silverio Sánchez, organizador del Festival Rociero de La Portilla, una semana después de la celebración. Sánchez se compromete a cambiar la fecha de cara al próximo año para evitar que coincida con las celebraciones de San Juan de pueblos como Balmori que no dudaron en mostrar su malestar por la fiesta andaluza.

La segunda conclusión del organizador es que «si el Ayuntamiento de Llanes no colabora, va a ser complicado mantenerla en próximas ediciones». Según admitió Sánchez, ha tenido que invertir dinero de su propio bolsillo para costearla y reconoce que ha sufrido pérdidas económicas a pesar de que «acudió muchísima gente». Considera que el Consistorio de Llanes debería implicarse ya que gracias a la Fiesta Rociera «los hoteles y los restaurantes estuvieron llenos durante cuatro días».

A pesar del desajuste económico, Sánchez se muestra satisfecho y hace un análisis muy positivo de la celebración. «Mucha gente que suele acudir a las fiestas relacionadas con el Rocío me aseguraron que esta fue la mejor de todo el norte de España», destacó el organizador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos