La flota del Oriente supera el 90% del cupo fijado para la extracción de ocle

El pesquero 'Uribarri' descarga el ocle extraído en la jornada de ayer en el puerto de Llanes. / NEL ACEBAL
El pesquero 'Uribarri' descarga el ocle extraído en la jornada de ayer en el puerto de Llanes. / NEL ACEBAL

De los ocho barcos autorizados para arrancar el gelidium en Llanes y Ribadedeva solo seis continúan con la actividad. La costera se cierra el 29 de septiembre

TERRY BASTERRA LLANES.

La primera campaña de arranque de ocle en aguas de los concejos de Llanes y Ribadedeva en tres décadas apura sus últimos días con buenos datos para los pesqueros que participan en ella. A apenas unos días de que concluya la costera -se cierra el 29 de este mes- los barcos han superado ligeramente el 90% del cupo permitido. La estimación de la Consejería de Desarrollo Rural es que en las jornadas que restan de campaña pueda llegarse a la cuota establecida para esta zona de Asturias, que es de 1.300 toneladas, aunque una parte de los barcos que toman parte en la extracción no están tan seguros.

Manuel Buenaga, patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Ribadesella, es uno de los que participa en esta costera con su barco 'Uribarri'. «Está siendo más rentable que la pesca tanto para el barco como para la gente de cubierta y los buzos», explica Buenaga, que ayer regresó al puerto de Llanes con más de 3.000 kilos de ocle, en torno a una tonelada por cada uno de los tres submarinistas contratados para trabajar en esta embarcación.

«Ahora los campos están más pelados. Los temporales arrancaron muchas algas y las que quedan están más duras y obliga a los buzos a bajar a mayor profundidad y estar más tiempo bajo el agua», explica. Por todo ello el riosellano tiene serias dudas de que en las jornadas que quedan de costera se pueda alcanzar la cuota máxima establecida por la consejería para el sector IV, que es el de Llanes y Ribadedeva. «Si no deciden alargar la costera para compensar los días que estuvo parada al principio por el recurso de Avall va a ser difícil que lleguemos al máximo», asegura. A esto hay que sumar también que de los ocho barcos con permiso para extraer gelidium de los campos de algas de la zona más oriental de Asturias solo seis continúan realizando esta actividad.

Los pescadores dudan que puedan alcanzar la cuota si no se alarga la campaña

De las 1.300 toneladas autorizadas para extraer ocle en los campos de Llanes y Ribadedeva por primera vez en casi tres décadas se han obtenido ya 1.180, prácticamente el 91% del cupo previsto. En otras zonas de la región, como es el sector dos, que va desde Cabo Peñas hasta la ría de Villavaciosa, ya se ha cerrado la costera al obtenerse las 2.000 toneladas fijadas para esta área.

En Asturias son 28 las embarcaciones autorizadas para arrancar ocle con buzos. Por primera vez en casi 30 años se ha abierto a esta actividad la zona más oriental de la región, la que va desde Cabo la Mar hasta la ría de Tinamayor, dando permiso solo a ocho barcos con base en los puertos de Llanes, Ribadesella y Bustio.

Con el fin de contrastar la recuperación de campos de gelidium, el Principado estableció también con carácter experimental una veda para la extracción de algas en el sector IV, desde la desembocadura del río Purón hasta el extremo oeste de la playa de Vidiago.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos