Fomento repara los pilares del puente de la N-625 a su paso por Las Rozas

Los pilares del puente de la N-625 sobre el Sella en Las Rozas están siendo revisados para su mejora. / NEL ACEBAL

Las obras se prolongarán hasta octubre y han obligado a cortar un carril a la circulación

T. BASTERRA CANGAS DE ONÍS.

El Ministerio de Fomento tiene en marcha unos trabajos de mejora para subsanar las deficiencias detectadas en los cimientos y pilares del puente de la carretera nacional 625 que cruza el río Sella a su paso por la localidad canguesa de Las Rozas.

Las obras han obligado a cortar un carril a la circulación y se prolongarán hasta finales de septiembre o principios de octubre, según indicaron ayer fuentes de la empresa Sanpo, encargada de ejecutar las labores.

La actuación consiste en analizar el estado de los cimientos para realizar las mejoras que sean precisas. En la jornada de ayer se estaban llevando a cabo sondeos en los pilares para conocer su estado y definir las mejores medidas a adoptar. También se va a proceder a sustituir los apoyos del puente sobre los cimientos para sustituirlos por otros nuevos y que absorban mejor las vibraciones que genera el tránsito de vehículos por la estructura de esta carretera de titularidad nacional. Para ello será preciso la utilización de gatos hidráulicos que eleven ligeramente el tablero para colocar las nuevas piezas. Una vez instalada el puente habrá ganado unos milímetros de altura.

Se colocado barreras y elementos aislantes para evitar posibles vertidos al río Sella

Durante el transcurso de los trabajos se ha cerrado uno de los carriles a la circulación y se da paso alterno por el otro. Desde la empresa no hay previsto cortar de forma completa la carretera, ya que estiman que no es necesario para llevar a cabo la actuación.

Y es que el grueso de las labores se desarrolla bajo la plataforma de la carretera, en los propios pilares. Allí se han instalado una serie de andamios y estructuras para uso de los operarios durante las obras de revisión y mejora del puente.

Además, y con el fin de evitar cualquier posible vertido al río Sella, se han instalado una serie de elementos aislantes en los andamios de los pilares, así como unas barreras absorbentes en el Sella para contener cualquier posible líquido o material que se desprenda durante el transcurso de los trabajos. Unas obras que no han comenzado antes debido al retraso en la tramitación de los permisos.

Fotos

Vídeos