El futuro Plan General incluirá una circunvalación en Posada de Llanes

El paso a nivel de Posada de Llanes presenta muy mal estado y los vecinos incluso se manifestaron para pedir su arreglo. /  NEL ACEBAL
El paso a nivel de Posada de Llanes presenta muy mal estado y los vecinos incluso se manifestaron para pedir su arreglo. / NEL ACEBAL

El itinerario que plantean los redactores evitará que el tráfico atraviese el pueblo y el paso a nivel y mejorará la conexión con el polígono y con la A-8

LUCÍA RAMOS LLANES.

Acabar de una vez por todas con los atascos que se suceden año tras año en pleno centro de Posada de Llanes y, de paso, evitar el tan criticado paso a nivel de la citada localidad. Es lo que pretende el futuro Plan General de Ordenación (PGO) del concejo llanisco, según se desprende del documento de prioridades elaborado por el equipo redactor. Dentro del apartado dedicado a la movilidad, el texto recupera un viejo proyecto del municipio, como es la creación de una circunvalación junto a la citada localidad. En esta ocasión, el proyecto que plantean los técnicos propone ubicar la nueva vía al Oeste del pueblo, comenzando junto a la autovía del Cantábrico, al norte de Bricia, para terminar uniéndose a la AS-115 al sur de Posada, prácticamente a la altura del centro Don Orione. Incluye también una nueva conexión con la A-8, al norte de la misma.

En el documento de prioridades, el equipo redactor recalca cómo la de Posada de Llanes es «la conectividad más problemática de la autovía A-8 con la malla viaria del concejo», pues «en enlace solo atiende una parte de los movimientos posibles», ya que éste es parcial. Más: «El hecho de que ese espacio urbano soporta tráficos de acceso a los Picos de Europa, a través de la AS-115, refuerza la importancia de pensar alternativas de trazado para una conexión entre dicha vía y la autovía, incluyendo el paso sobre el ferrocarril». Con su propuesta, continúan los técnicos, «se evitaría el tráfico de paso en el centro urbano de Posada y en el núcleo de Bricia, se facilitaría el cruce de las vías del tren y se daría además accesibilidad al polígono industrial, todo ello sin perturbar áreas residenciales».

Otro punto de la conectividad con la autovía del Cantábrico que contempla analizar en un futuro el documento de prioridades es el del triángulo que conforman las localidades de Porrúa, Parres y Poo, a aproximadamente dos kilómetros del enlace correspondiente a la capital llanisca.

También plantea reformar la N-634 para incluir espacios seguros para bicis y peatones

Movilidad para todos

Uno de los aspectos relacionados con la movilidad en los que más hincapié hace el equipo redactor del futuro PGO es en el de «garantizar no solo la funcionalidad de la circulación de vehículos, sino la comodida y la seguridad de los desplazamientos de todas las personas, ya sea andando, en bici o en vehículos motorizados, y también de las mercancías». Así, además de tener en cuenta a las personas con movilidad reducida o a los menores en su camino al colegio, el documento de prioridades insta a desarrollar «modelos viarios integradores completos». Esto es, reservar también un espacio en las diferentes vías para ciclistas, peatones y usuarios de transporte colectivo, quienes actualmente «no tienen buen encaje».

En este sentido se plantea reformar la carretera nacional 634 para añadir una senda ciclable -para peatones y bicis- de tres metros de ancho en entornos rurales y un carril bici de dos metros y medio, así como aceras de dos metros, en el caso de los núcleos urbanos.

Además, los técnicos recomienzan el uso de rotondas para solucionar algunos de los principales puntos negros o conflictivos del concejo. En concreto, citan el tramo de la carretera AS-263 comprendido entre el enlace con la vía de Barro y el acceso al punto limpio de Llanes, donde «se suceden una serie de intersecciones que deben ser tratadas de modo singular».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos