Los ganaderos exigen que se cumpla «de manera íntegra» el Plan del Lobo

Reunión del Comité Consultivo del Lobo, ayer en Oviedo. / E. C.
Reunión del Comité Consultivo del Lobo, ayer en Oviedo. / E. C.

«Llevamos catorce años esperando a que se aplique, pero aún no tenemos una solución y todo se queda en mera palabrería», critican

LAURA CASTRO LLANES.

A la expectativa. Así se mantienen los ganaderos de la región, tras la reunión de ayer del Comité Consultivo del Lobo. «Solo pedimos que se cumpla el Plan de manera íntegra, no es nada ilegal ni fuera de lo normal. Solo que se gestione bien el problema de una vez por todas». Estas fueron las palabras de Mercedes Cruzado, presidenta de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos en Asturias (COAG). Una petición que reiteró José Ramón García Alba, presidente de la Unión de Campesinos (UCA), quien se muestra «desconfiado» ante las últimas medidas anunciadas el pasado mes de agosto por el consejero Fernando Lastra. «Una vez más nos prometen que se va a cumplir el Plan del Lobo, pero llevamos catorce años esperando y aún no tenemos una solución. Ojalá me equivoque, pero me temo que una vez más todo se quedará en mera palabrería», espetó García Alba.

El presidente de UCA basaba su escepticismo en «las disculpas que han dado desde la Consejería» en la reunión para «no haber implantado de manera íntegra el Plan hasta el momento». García Alba aseguró que «han echado balones fuera al afirmar que los daños son menores, cuando en realidad están siendo exagerados y el lobo no deja de abrasarnos más y más cada año». Consideró que los requisitos que exigen para que los cazadores puedan matar lobos en las zonas especificadas por la consejería «son demasiado restrictivos» y que finalmente «conseguirán que muchos no quieran asistir a las batidas» de los cánidos.

Menos contundente y más «satisfecha» con el resultado de la reunión se mostró Mercedes Cruzado. «Por primera vez, la Consejería ha reconocido que con sus propios medios no es capaz de cumplir con el Plan de Gestión del Lobo y que el problema se les ha ido de las manos completamente», explicó la presidenta de COAG. Valoró «los pasos hacia adelante» de la Administración y aseguró que «lo prioritario es que no haya cánidos en las zonas libres y que se controle la especie en aquellos espacios donde tienen presencia esporádica».

Los cazadores por su parte se presentan «dispuestos a colaborar porque también somos unos damnificados por el lobo, pues se alimenta de jabalíes, corzos y venados». Así lo expresó Valentín Morán Álvarez, presidente de la Federación Asturiana de Cazadores, quien recalcó que «no tenemos ningún interés en matar cánidos, pero asumimos que ha habido un aumento importante que debe frenarse». Morán explicó que se trata de «una mera colaboración con la Administración porque la guardería por sí sola es incapaz de cumplir con el Plan del Lobo».

«Agilizar» los protocolos

Otro de los puntos que se debatió en la reunión fue el procedimiento de denuncia de las muertes de los animales a causa de los ataques de los cánidos. «Hay que agilizar el protocolo y convertirlo en un proceso menos complicado que facilite el cobro de las indemnizaciones», aseguró Mercedes Cruzado.

La compensación de los daños es una de las principales preocupaciones de los ganaderos, pues «en una gran mayoría de los casos no reciben la remuneración pertinente». Tal es así que «cada día son más los que optan por no denunciarlas a la Consejería y recurrir directamente a los seguros», explicó Cruzado.

Más

Fotos

Vídeos