«La gente debería pegarse por poder estar dentro del Parque Nacional»

Ángel Serdio, codirector cántabro del Parque de Picos. / EFE

Ángel Serdio, codirector cántabro del espacio protegido, pretende acercarlo a sus habitantes para «evitar que lo vean como un obstáculo»

L. RAMOS/AGENCIAS SANTANDER.

Acercar el Parque Nacional de los Picos de Europa a sus habitantes para evitar que estos lo vean como «un obstáculo» a su desarrollo. Es el objetivo del jefe de Conservación de la Naturaleza del Gobierno cántabro, Ángel Serdio, quien desde hace cinco meses ocupa también el cargo de codirector del espacio protegido por Cantabria.

Pese a que hace ya trece años que, tras sendos recursos presentados por Andalucía y Aragón, el Tribunal Constitucional determinó que la gestión de los parques nacionales corresponde a las comunidades autónomas, Serdio reconocía recientemente en una entrevista concedida a EFE que la coordinación entre las tres administraciones con competencia en Picos -Asturias, Cantabria y Castilla y León- «no está todo lo engrasada» que sería deseable.

El codirector manifestó también que, pese a la creación del consorcio y otros órganos donde las tres regiones participan de forma colegiada, todavía persisten «inercias» y la idea entre la población cántabra de que la gestión «se lleva desde Asturias» y, por tanto, los intereses locales quedan relegados. Algo que desde el Ejecutivo de Miguel Ángel Revilla pretenden atajar trabajando para gestionar ellos mismos a todo el personal adscrito al Parque Nacional en Cantabria, así como para dirigir los proyectos que se ejecuten en su vertiente del espacio protegido.

La figura del codirector, agregó el jefe de Conservación de la Naturaleza de Cantabria, busca también romper con los desequilibrios antes mencionados y con el indeseado efecto de que los residentes vean al Parque de Picos como un obstáculo. «En realidad debería ser todo lo contrario. La gente debería pegarse por poder estar dentro de un Parque Nacional, en lugar de verlo como un estorbo o una cortapisa a todo tipo de actividades o a su desarrollo socioeconómico», aseveró.

Las declaraciones de Ángel Serdio cobran especial importancia en un momento en el que los perjuicios y los beneficios de formar parte del Parque de Picos de Europa están en boca de todos. Hace solo unos meses se conocía que el Ayuntamiento de Onís había iniciado los trámites para solicitar la salida del municipio del espacio protegido y desde Cabrales se sumaban a la iniciativa prometiendo consultar la posibilidad con sus vecinos.

Casi sobreexplotación

Otro aspecto que preocupa a los gestores del parque es la proliferación de actividades relacionadas con el turismo en un espacio donde tradicionalmente la ganadería era la reina. El codirector cántabro de Picos de Europa sostuvo que estas actividades deben ser reguladas, pues «se corre el riesgo de matar a la gallina de los huevos de oro», así como que «se desmanden y se pierda calidad».

Serdio defendió que «interesa fomentar este tipo de negocios, pues sirven para fijar población de gente que vive en la zona. Nos interesa también que la gente joven pueda vivir de este tipo de actividades y a la vez regularlas para que sigan siendo de calidad. Esto es un Parque Nacional, no vale cualquier cosa», subrayó. Recalcó, eso sí, que su intención no es la de recurrir a prohibiciones ni restricciones.

Aún no se produjo una «sobreexplotación» del parque, agregó, pero advirtió que «se raya el límite. Hasta ahora no la hay, pero si lo dejamos, se puede ir de las manos», aseveró.

Más

Fotos

Vídeos