La guardería de Infiesto seguirá abierta un curso más tras un acuerdo a tres bandas

Los padres celebraron en agosto una concentración para reclamar la continuidad de la guardería.
Los padres celebraron en agosto una concentración para reclamar la continuidad de la guardería. / E. C.

El Ayuntamiento aportará fondos para garantizar su continuidad mientras que los padres han aceptado un incremento de las cuotas

ENRIQUE CARBALLEIRA INFIESTO.

Acuerdo para el mantenimiento de la guardería de Infiesto, al menos durante un curso más. Este servicio de ludoteca, que hasta ahora prestaba la Asociación El Prial a través de su guardería 'Globos', se mantendrá, al menos, hasta el 30 de junio de 2018. Un acuerdo entre esta asociación sin ánimo de lucro, el Ayuntamiento de Piloña y los padres de los menores afectados por el previsible cierre de este equipamiento, alcanzado estos días, permitirá prolongar el servicio durante el próximo curso escolar.

El acuerdo ha sido posible gracias a la implicación del Consistorio, que asegura los fondos necesarios para poder mantener abierto el servicio de guardería a la espera de que pueda inaugurarse en el concejo la ansiada Escuela de 0 a 3 años.

El alcalde, Iván Allende, y la concejal de Bienestar Social, Laura Gutiérrez, mantienen que el equipamiento podría estar disponible en septiembre de 2018, puesto que ya se han proyectado los cambios necesarios en el recinto escolar de Pialla, para acoger a los nuevos alumnos.

El Prial seguirá prestando este servicio del que se beneficiarán 23 familias

Mientras este servicio arranca, las arcas municipales financiarán la guardería, transfiriendo los fondos a la Asociación El Prial, subvencionando así las matrículas y cuotas de los 23 niños de entre uno y dos años que actualmente han solicitado su ingreso en 'Globos'.

La Asociación El Prial anunció hace escasas semanas el cierre de esta guardería, tras los cambios producidos en el modelo de financiación y subvenciones, que pasan de ser convocadas desde el ámbito estatal a las comunidades autónomas.

Durante la negociación de estos últimos días, los padres y madres también aceptaron un cambio en las condiciones económicas del servicio. A partir de ahora cada alumno pagará una matrícula de 100 euros y una cuota mensual que oscilará entre los 130 y los 200 euros, en función de las horas y de si el menor requiere de servicios extras, como comer en el centro.

De esta forma, el colectivo de padres y madres de alumnos ha aceptado un aumento de las tarifas que se sitúa en el entorno del 15 %, facilitando así la llegada de un acuerdo económico entre el Ayuntamiento y El Prial. La asociación piloñesa, sin ánimo de lucro, se compromete a mantener el servicio en las mismas condiciones que lo vienen prestando en los últimos 23 años: de lunes a viernes de 8 a 18 horas de forma ininterrumpida y aportando tres educadoras y todos los materiales didácticos y lúdicos necesarios.

A partir del 30 de junio próximo, cuando finalice la vigencia de este acuerdo, los padres afirman que «todas las opciones están sobre la mesa y no se descarta ninguna de ellas». En función de la situación de la futura Escuela de cero a tres y del servicio de guardería, las tres partes volverán a tener una reunión de cara a la próxima primavera para evaluar estas posibles opciones.

El colectivo de padres y madres quiso ayer agradecer, «de forma sincera», la implicación del Ayuntamiento de Piloña en un problema que afecta a, al menos 23 familias del concejo, «dejando a un lado a quienes ya han matriculado a sus hijos en otros centros de otros concejos».

«Tanto el alcalde como la concejal han estado a nuestro lado desde el primer momento y su disposición a encontrar una solución, y la diligencia para cerrar el acuerdo son dignas de agradecer», añaden, valorando de igual el interés de la Asociación El Prial «por permitirnos mantener tan vital servicio que permitirá, sin duda, que podamos conciliar nuestra vida laboral con la familiar, al menos, durante el próximo curso escolar».

Fotos

Vídeos