Investigan a un ganadero de Ribadesella por supuesto maltrato animal

Investigan a un ganadero de Ribadesella por supuesto maltrato animal

Fueron vecinos de la zona los que dieron la voz de alarma ante el mal esado de los animales

EUROPA PRESS

La Guardia Civil ha informado este jueves de que ha procedido a la toma de manifestación en calidad de investigado de una persona como supuesto autor de un delito de maltrato animal. Se trata del de una explotación ganadera, de 36 años, vecino de Ribadesella y que responde a las iniciales J.C.C.B.

Fueron vecinos de la zona los que dieron la voz de alarma ante el mal esado de los animales. Los agentes se encontraron, al llegar a la zona, con 29 vacas, entre adultos y terneros, y un perro con tres cachorros, con un estado de extrema delgadez, la mayoría encerrados en una nave sin ventilación, rodeados de estiércol y sin luz. Las diligencias ya han sido entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Cangas de Onís.

Según ha informado la Benemérita fue el pasado 24 de julio cuando la Benemérita recibió el aviso procedente de vecinos que decían llevar días oyendo a los animales mugir insistentemente.

Al llegar al lugar indicado, una explotación ganadera situada en el entorno rural de Ribadesella, los agentes observaron a siete ejemplares de bovino al aire libre, en un cierre provisto de techumbre, desprovistos de alimento alguno y en un estado de extrema delgadez.

Anexo a ese recinto se hallaba una nave, la cual se encontraba cerrada en esos momentos, y de la que provenían mugidos insistentes de los animales que hallaban en su interior.

Una vez localizado al propietario de la estabulación para que abriera la nave, se pudo comprobar que en interior de la misma había otras veintidós vacas, encontrándose la mayoría, al igual que las que había en el exterior, en un estado de delgadez acusada, además de una perra con tres cachorros, en similares condiciones que el ganado bovino.

Además de la falta de alimento, los animales se hallaban rodeados por una gran cantidad acumulada de estiércol, lo que unido a la falta de ventilación hacía que el ambiente fuera irrespirable debido a los gases acumulados en el interior, que también se hallaba sin iluminación alguna.

Requerida la asistencia de los servicios veterinarios de la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales del Principado de Asturias, para verificar y certificar el estado de los animales, los mismos procedieron a realizar la inspección de la explotación ganadera al objeto de verificar las condiciones insalubres de la misma.

Fotos

Vídeos