Herida una joven al caerle una piedra en la cabeza mientras escalaba en Cabrales

La mujer, de 32 años, fue trasladada al HUCA por el helicóptero de emergencias con un traumatismo craneoencefálico

G. POMARADA CARREÑA.

Apenas veinticuatro horas después del accidente mortal de un vasco de 62 años, la montaña cabraliega registraba un nuevo incidente. Una joven resultaba herida ayer en las inmediaciones de la zona de escalada de Poo de Cabrales al recibir el impacto de una piedra desprendida de la ladera. Los hechos se produjeron pasado el mediodía, cuando la mujer -de unos 32 años según indicó el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA)- se encontraba en la zona de acceso al equipamiento, situado tras el Pozo de la Oración y uno de los puntos neurálgicos de los aficionados a la escalada deportiva.

El Grupo de Rescate de Bomberos del SEPA recibió aviso a las 12.59 horas de la presencia de una persona accidentada en el mirador de Poo, a la que según los testigos le habría impactado una piedra. La roca, indicaron, se deslizó rodando y terminó golpeándola en la cabeza.

En la llamada, el Grupo de Rescate también fue alertado de que el lugar del suceso se encontraba en un desnivel de unos 200 metros respecto a la carretera y no contaba con acceso rodado. De inmediato, la sala del 112 movilizó al equipo de rescate de Bomberos del SEPA, que se desplazó hasta la zona a bordo del helicóptero medicalizado. El grupo de rescate consiguió acceder hasta el punto donde se encontraba la mujer accidentada, en el camino que lleva a la pared de la escuela de escalada de Poo. Cuando los rescatadores llegaron junto a la accidentada, esta se encontraba acompañada de más personas, en un espacio de muy difícil acceso y sobre el cual cruza una línea eléctrica de alta tensión. El médico-rescatador y un bombero-rescatador accedieron hasta la herida, a la que atendieron e inmovilizaron. A continuación, con la ayuda de los acompañantes de la mujer, la trasladaron en camilla, unos cincuenta metros, hasta un punto desde el cual pudieron ejecutar una operación de grúa para su izado al helicóptero. La pendiente de la ladera por donde discurría el camino dificultó esta acción, pero finalmente el médico-rescatador, junto a la camilla con la herida, y el resto de los integrantes del grupo pudieron realizar la compleja operación. Una vez en la aeronave y tras comprobar que la mujer sufría un traumatismo craneoencefálico se procedió a su evacuación al HUCA. El Grupo de Rescate dio por finalizada la intervención a su llegada a la base, a las 15.13 horas. A expensas de más pruebas y de una nueva valoración médica, su pronóstico era reservado al cierre de esta edición.

El incidente ayer registrado en este espacio comprendido entre las localidades de Arenas y Carreña fue el segundo accidente de montaña del fin de semana en el concejo de Cabrales. El sábado, un vasco de 62 años fallecía en la zona de Peña Castil al precipitarse desde una altura de varios metros. José Manuel M. D., vecino de Sestao (Vizcaya), se encontraba acompañado de un grupo de compañeros cuando resbaló en el hielo y sufrió un grave traumatismo craneal que le provocó la muerte.

Otra roca en 2015

Hace dos años, el concejo registraba un suceso similar a causa de otro desprendimiento de piedras. El herido fue en aquella ocasión un niño de cinco años, que recibió el impacto de una roca mientras se encontraba en el aparcamiento situado junto a la carretera de Poncebos. El menor tuvo también que ser evacuado de urgencia al HUCA, donde fue intervenido por un equipo de neurocirugía. Tras el incidente, el Ayuntamiento procedió a inspeccionar el lugar de los hechos, sin apreciar la presencia de ganado ni de fauna salvaje que hubiera podido ocasionar el desprendimiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos