Herida en Llanes tras ser golpeada por su furgoneta, que fue arrollada por un tren

La parte delantera de la furgoneta quedó destrozada.
La parte delantera de la furgoneta quedó destrozada. / JUAN LLACA

La mujer se había bajado del vehículo para comprobar si la vía, en la zona de Poo, estaba libre

L. RAMOS LLANES.

Susto mayúsculo en la localidad llanisca de Poo. Una mujer de cuarenta años resultaba herida en la tarde de ayer en un accidente en el que se vieron implicados el tren que cubría el trayecto entre Santander (Cantabria ) y Oviedo y la furgoneta en la que ella viajaba. Los hechos tuvieron lugar minutos antes de las 19 horas cuando la víctima y su acompañante se disponían a atravesar un paso a nivel sin barreras ubicado entre las poblaciones de Poo y Celorio, a la altura del punto limpio de la zona. Según explicó el conductor, quien resultó ileso, la pareja ser perdió cuando buscaba otro camino y terminó en un camino agrícola de paso a fincas y de difícil acceso. No les fue posible dar media vuelta, por lo que decidieron continuar hasta que se toparon con el citado paso a nivel, donde apenas existe visibilidad debido a la abundante vegetación. La mujer se bajó de la furgoneta para comprobar que la vía estuviese libre y fue entonces cuando el tren arrolló al vehículo, que se desplazó unos metros debido al fuerte impacto y golpeó a su vez a la víctima, hiriéndola en una pierna.

El Centro de Coordinación de Emergencias recibió el aviso a las 18.46 horas e inmediatamente se desplazaron hasta el lugar el equipo de Atención Primaria y la ambulancia de soporte vital básico de Llanes, quienes, una vez en el lugar, solicitaron la presencia de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado (SEPA) para portear a la herida. Éstos acudieron con el furgón multisocorro y un vehículo ligero y tras portear a la mujer, que fue trasladada al hospital de Arriondas con múltiples traumatismos en una de sus piernas, permanecieron en la zona realizando tareas de limpieza para poder sacar el turismo de donde se encontraba. Para ello, despejaron de maleza el lugar y con la ayuda del tractor de un vecino retiraron el automóvil.

El suceso causó un gran revuelo en Poo, donde los afectados, mexicanos descendientes de indianos, poseen una vivienda en la que están pasando estos días. «No sé cómo se pudieron meter ahí, es un camino malísimo por el que no nos metemos ni quienes vivimos en la zona», comentaba uno de los primeros vecinos en llegar al lugar de los hechos.

El accidente obligó a cortar el tráfico ferroviario durante más de una hora. Éste quedó restablecido a las 21.11 horas.

Fotos

Vídeos