La imagen de la Virgen de Covadonga regresa al jardín parroquial de Ribadesella

La Santina está ahora protegida por una barandilla. / NEL ACEBAL
La Santina está ahora protegida por una barandilla. / NEL ACEBAL

La Santina había sido decapitada en noviembre y, para evitar nuevos incidentes, está ahora protegida por una barandilla de hierro

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

La Iglesia Parroquial Santa María Magdalena de Ribadesella ha recuperado la imagen de la Virgen de Covadonga que unos vándalos habían destrozado el 3 de noviembre pasado. La talla en piedra de la Santina ha regresado a la peana donde estaba colocada, en el mismo parterre adosado en el lateral derecho del templo parroquial. Esta vez, para disuadir a los vándalos, también ha quedado protegida por una barandilla de hierro forjado.

La imagen de la Virgen de Covadonga había sido consagrada y bendecida el pasado 12 de octubre por el párroco de Ribadesella, José Ramón Fernández Abad, para contribuir así a conmemorar el Año Jubilar de Covadonga. Veintiún días después, era víctima del gamberrismo y la intolerancia. Unos sujetos la destrozaban y la rompían en pedazos que quedaron esparcidos por el jardín. Aquel acto cogió a todo el mundo por sorpresa, aunque tampoco era el primero de este tipo registrado en Ribadesella. En el concejo también fue destrozada una pequeña imagen de la Virgen de Covadonga que se guardaba en una hornacina situada en una antigua fachada de la travesía de la Iglesia.

Los ataques contra las imágenes de la patrona de Asturias han llegado también en los últimos meses a Piloña. Este mismo sábado, la Santina ubicada en el área recreativa del Chorrón, en Villamayor, amanecía decapitada. Se trata del segundo incidente similar registrado en apenas seis meses, ya que a finales de junio la imagen fue víctima del mismo acto vandálico. El alcalde pedáneo de la localidad piloñesa, Andrés Rojo, explicó en este periódico que esta vez han presentado denuncia ante la Guardia Civil para encontrar a los culpables.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos