Inauguran mañana viernes el nuevo aparcamiento de la villa de Ribadesella

El recinto contará con 95 plazas, 85 de las cuales son nuevas y tres para usuarios con discapacidad, además de otras diez destinadas a motocicletas

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

El nuevo aparcamiento de Ribadesella se abrirá al público mañana viernes, 28 de julio, tras el acto inaugural previsto para el mediodía. En la jornada de ayer se remataba la actuación, marcando y señalizando las nuevas plazas de aparcamiento y colocando la malla de separación con la parcela perteneciente a la Casa del Mar. La de hoy se dedicará a limpiar y baldear la zona, además de instalar el alumbrado público que iluminará la enorme plaza resultante tras la demolición de la Nave Delfa.

Ya al mediodía de mañana se celebrará un acto inaugural con vino español al que el Ayuntamiento de Ribadesella ha invitado al presidente del Principado y al director general de Infraestructuras, José María Pertierra, responsable directo del suelo de dominio público portuario en el que se asienta el reluciente aparcamiento. También han sido invitados los trece miembros de la corporación municipal y todos los alcaldes de barrio del municipio. En cuanto se corte la cinta inaugural, el espacio quedará abierto al estacionamiento de vehículos, aunque el 1 de agosto tendrá que quedar de nuevo despejado para albergar las dos primeras verbenas de la Semana de Piraguas.

En total se han señalizado alrededor de 95 plazas de aparcamiento, de las que 85 son completamente nuevas, tres de ellas para minusválidos. A su vez, se han habilitado alrededor de diez plazas para motocicletas. Además, la calle situada entre la plaza de abastos y la desaparecida Nave Delfa cambiará su sentido de circulación. Si antes era de salida, ahora será de entrada. Solo se podrá salir por las dos nuevas calles generadas en el interior del parking. El Consistorio también prevé cambiar el punto de enlace con la N-632 (avenida de Palacio Valdés), alejándola del paso de cebra y acercándola al hogar del pensionista.

Concluida esta histórica actuación, en la villa de Ribadesella comienzan a escucharse voces que reclaman la supresión del último tramo de la vía del ferrocarril Ribadesella-Puerto. Las mismas voces proponen concluirla a la altura del centro de salud o detrás la estación de autobuses, donde ya existe un pequeño andén. Con ello se conseguirán dos cosas: por un lado, una importante franja de suelo público con la que se podrían ganar algunas nuevas plazas de aparcamiento frente al Cuartel de la Guardia Civil, y por otro, acabar con los continuos reventones de neumáticos que generan los viejos raíles del tren.

La presencia de una grúa municipal el lunes retirando un vehículo estacionado en el corazón del casco urbano llamó la atención a los vecinos. La grúa retiró un automóvil que llevaba seis días estacionado en la zona de carga y descarga de la plaza Nueva. Había sido cedida por el Consistorio de Llanes para este servicio

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos