Infiesto presume de Vía Crucis

La Crucifixión. /  INÉS CORRAL
La Crucifixión. / INÉS CORRAL

En esta ocasión se han seleccionado planos cortos y dramáticos, tomados por Inés Corral y José María Aladro Una exposición con fotografías de la pasada edición inaugura la Semana Santa

ENRIQUE CARBALLEIRA INFIESTO.

La Casa de Cultura Marqués de Vistalegre de Infiesto ya expone la muestra del IV Vía Crucis Viviente. Se trata de un conjunto de impresionantes fotografías, captadas por el objetivo de Inés Corral y José María Aladro, dos fotógrafos piloñeses que siguen desde el primer día las diferentes escenificaciones de la celebración de Semana Santa. La inauguración, ayer por la tarde, contó con la presencia de decenas de personas, en muchos casos participantes directos en el Vía Crucis, pero también vecinos y responsables municipales. Todo el mundo quiere apoyar esta iniciativa que, en solo cuatro ediciones, ha logrado hacerse con un lugar destacado entre las celebraciones de Semana Santa asturianas.

Las muestras fotográficas también están constituyendo una forma ideal para difundir lo que los vecinos y asociaciones de Piloña están logrando. «Este año hemos tratado de presentar una exposición muy especial», señaló la presidenta de la Cofradía, Patricia Miriam Martínez. Esta vez, las imágenes recogen, en general, planos cortos, muy dramáticos y emotivos, impresos en tonos sepia. Las exposiciones de las ediciones del Vía Crucis se ofrecen a diferentes equipamientos culturales que quieran exponerlas, «y estamos logrando una muy buena respuesta, puesto que varios meses al año estas muestras se mueven por distintos concejos», añade Miriam.

Los detalles lo son todo. Eso es algo que tienen muy claro en la organización desde el primer momento. En cada edición se trata de añadir algún elemento nuevo. Este año se contará con una cuadriga romana que ha sido construida por varios de los colaboradores del Vía Crucis y que ayer se convirtió en una de las estrellas de la presentación.

El alcalde de Piloña, Iván Allende, también se mostró encantado con las previsiones de este año y quiso agradecer a todos los impulsores de esta cita «el entusiasmo y el trabajo que desarrolláis y que permite disfrutar de eventos como este, cada vez más conocido y visitado por público de distintas procedencias».

El párroco de Infiesto, Manuel García Velasco, otro de los impulsores del Vía Crucis, destacó la popularidad que la cita ya está alcanzando. Este conocimiento de la Semana Santa de Piloña, «permite que, por ejemplo, un grupo importante de personas, en total doce familias de Madrid, se hayan puesto en contacto conmigo para venir este año a participar activamente en las representaciones», anunció.

Las adhesiones al evento también alcanzan la zona rural. Este año los miembros del colectivo Roblón de Coya han anunciado que tomarán parte en las representaciones y ya se encuentran confeccionando su vestuario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos