Un informe externo paraliza la edificación en la zona urbana de Llanes, según los constructores

La zona de La Huertona es uno de los lugares donde los constructores aseguran que el Ayuntamiento no da permisos para edificar. / JUAN LLACA
La zona de La Huertona es uno de los lugares donde los constructores aseguran que el Ayuntamiento no da permisos para edificar. / JUAN LLACA

Asecoa culpa al Consistorio de frenar la actividad y llevar al sector a una situación «peor que la de hace dos años». Piden que la CUOTA haga unas normas provisionales

TERRY BASTERRA LLANES.

La Asociación de Empresarios y Constructores del Oriente (Asecoa) acusa al Ayuntamiento de Llanes de haber paralizado la ya maltrecha actividad del sector de la construcción en este concejo. Según aseguran desde este colectivo, que agrupa a 56 empresas de la comarca y a cerca de un millar de profesionales, el problema ya no es solo la falta de un Plan General de Ordenación (PGO) que dé seguridad jurídica al municipio, y que pasado el ecuador del mandato aún sigue sin haberse adjudicado sus trabajos de redacción. A esto se suma la existencia de un informe externo encargado por la teniente de alcalde y edil de Urbanismo, la forista Marián García de la Llana, a un prestigioso despacho de abogados de Madrid que, según los constructores, ha frenado la edificación de viviendas en zonas urbanas de Llanes donde con anterioridad a este documento, y pese a carecer el concejo de PGO, se podían levantar inmuebles. Entre estos lugares se encuentran la zona de la Huertona, la de la Raizona y la de la Llavandera. Estas zonas se desarrollaron gracias a planes parciales incluidos después en el PGO que fue anulado.

Este último documento ha sido «la gota que ha colmado el vaso de la paciencia» de Asecoa, cuya directiva ofreció ayer una rueda de prensa para trasladar a la opinión pública estos hechos. Más aún, cuando según esta asociación, este «informe externo encargado a la carta contradice lo que dijo la CUOTA en su día», a la hora de determinar las directrices urbanísticas a aplicar en el concejo tras la anulación en 2011 del último PGO vigente. Los constructores han solicitado en varias ocasiones poder edificar en esas zonas, pero «el Ayuntamiento se apoya en ese informe para denegarnos la autorización», un documento que consideran que, a nivel jurídico, «es papel mojado».

Esto ha hecho que varias personas interesadas en levantar una vivienda unifamiliar en el concejo hayan desistido de hacerlo. Algunos, incluso, han optado por edificarla en una comunidad vecina ante los impedimentos que se ha encontrado en Llanes, aseguran desde Asecoa.

«No quieren que se edifique nada, como si construir fuese una actividad delictiva»

Alfonso Toribio, vicesecretario del colectivo, afirma además que, al seguir las directrices de ese documento, «están yendo en contra de las sentencias del TSJA». «La sensación que tenemos es que quieren que no se construya nada, que no se trabaje en este sector, como si construir fuese una actividad delictiva». Fernando García Vallado, presidente de Asecoa, va más allá y asegura que en el sector «pensamos que están poniendo todas las piedras en el camino para que no se construya y tampoco elaboran un PGO». «Les pedimos que solicitasen, al menos, al TSJA una aclaración de la sentencia (de anulación del plan) para saber qué se podía hacer y qué no, y hasta donde sabemos no la han solicitado», prosigue García Vallado, quien añade que «me sorprende que el alcalde haya salido públicamente a defender al sector de los ocleros, que da trabajo a unas cien personas, pero no lo haga con el de la construcción, que da empleo a más de un millar» de vecinos del concejo.

Escrito al Principado

Estos últimos hechos han llevado a Asecoa a registrar hace unos días sendos escritos tanto al Principado como al Ayuntamiento solicitando la adopción de medidas al respecto.

A la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente le piden la «aprobación de unas normas urbanísticas provisionales para el concejo de Llanes» que se apoyen en dos artículos del Reglamento de Ordenación del Territorio de Asturias. Mientras que al Consistorio le reclaman la elaboración de «un documento acreditativo de la clasificación urbanística de las fincas incluidas en el término municipal».

Con esta petición buscan que el Principado, al menos, cubra «el vacío jurídico dejado por la sucesiva anulación de las normas subsidiarias en el concejo». En cuanto al Ayuntamiento, aunque desde Asecoa señalan que no existe una norma expresa que le obligue a establecer una delimitación de los suelos urbanos y rurales en ausencia de un PGO, «sí es un derecho legalmente reconocido a los administradores la emisión de certificados acreditativos del régimen urbanístico aplicable a un terreno».

Plan de mínimos rechazado

Desde Asecoa avanzan que no dudarán en reclamar judicialmente estas dos peticiones que han trasladado al Principado y al Ayuntamiento, si la vía administrativa no da resultado, ya que consideran que es una obligación que, si el Consistorio no lo hace, el Gobierno regional otorgue unas normas urbanísticas provisionales en las que pueda apoyarse el sector. Y es que afirman que la situación actual «es peor que hace dos años» y culpan de ello directamente a la Administración local.

Toribio, quien fuera decano del Colegio de Arquitectos de Asturias, recuerda que este organismo ofreció al equipo de gobierno actual, a su llegada al Ayuntamiento, elaborarle «un plan de mínimos» y desatendieron la propuesta. También se les «ofreció un modelo de pliegos para licitar el PGO de Colegio y avalado por el Colegio de Arquitectos de Madrid». «Tampoco lo quisieron y sacaron a licitación uno con defectos», recuerda.

Sobre las jornadas de urbanismo organizadas hace en marzo de 2016, desde Asecoa indican que «de cara a la galería fue una buena iniciativa, pero los resultados efectivos han sido nulos y a la vista está». Indican que aquellos expertos de fuera de la región fueron contactados por medio de personas vinculadas a Avall, pero no se invitó a participar en aquella cita como ponentes «ni a la gente de la zona ni al Colegio de Arquitectos de Asturias». «Ya nos han dicho en varias reuniones que todos los informes los van a encargar fuera de Asturias porque no están viciados», añadía. Además critican la falta de un criterio unificado en la oficina de urbanismo, así como su lentitud a la hora de emitir licencias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos