El interventor de Llanes rechaza el proyecto de presupuestos de 2017

Señala que el documento elaborado por una empresa externa contiene «deficiencias graves» y que «se encuentra viciado de nulidad radical»

L. RAMOS / T. BASTERRALLANES.

Cuando parecía que el ‘culebrón’ de los presupuestos municipales llaniscos llegaba a su fin con el anuncio, por parte del alcalde, de que el proyecto ya estaba finalizado y pronto iría a Pleno, la historia da un nuevo giro de la mano del interventor municipal. Y es que el funcionario emitía el pasado 25 de agosto un informe desfavorable acerca del documento elaborado por la empresa externa Uriarte Asociados, en el que señalaba que el mismo contiene varias «deficiencias graves» que podrían dar lugar a reclamaciones contra su aprobación. Todo esto supone que el proyecto de Presupuestos Generales de 2017 de Llanes, agregó el interventor, «se encuentre viciado de nulidad radical».

El informe, registrado en Alcaldía con el número 14.303 y al que ha tenido acceso ELCOMERCIO, detalla, una por una, las «deficiencias graves» halladas por el experto, así como otras de menor gravedad pero «suficiente enjundia para provocar la retirada del proyecto».

Para empezar, el interventor señala la ausencia de parte de la documentación complementaria que establece la Ley Reguladora de las Haciendas Locales. Faltan, concretamente, «el anexo de beneficios fiscales en tributos locales conteniendo información detallada de los beneficios fiscales y su incidencia en los ingresos de cada entidad local y el anexo con información relativa a los convenios suscritos con las comunidades autónomas en materia de gasto social con especificación de la cuantía de las obligaciones de pago y de los derechos económicos que se deben reconocer» en el actual ejercicio.

El crédito

Asimismo, el informe recoge una serie de deficiencias relacionadas con el crédito que «impiden informar favorablemente del presente proyecto de presupuestos y deberían suponer el rehacer nuevamente» el documento, pues «se omite el crédito necesario para el cumplimiento de obligaciones exigibles a la Entidad Local». En este apartado, el interventor indica que «el estado de Gastos que acompaña al proyecto podría haber sido válido en el momento legal de la elaboración del Presupuesto para 2017, a finales de 2016». Pero en su presentación, en agosto del presente ejercicio, «no se tuvo en cuenta la ejecución presupuestaria al momento actual, lo que da lugar a presupuestar importes que quedan muy por debajo del gasto ya ejecutado, originando grave riesgo de incumplimiento de los créditos iniciales con los gastos definitivos esperados a final de ejercicio».

Así, el funcionario pone como ejemplo varias partidas que, asevera, presentan «riesgo de incumplimiento hasta fin de ejercicio», pues ya se gastó la mayor parte del montante y el remanente que resta no sería suficiente para afrontar los últimos cuatro meses del año. Es lo que sucede, por ejemplo, con el capítulo II , ‘gastos en bienes corrientes y servicios’, del ‘Área de Producción de bienes públicos de carácter preferente’, donde «la media de ejecución mensual es de 110.000 euros y para los restantes cuatro meses de 2017 quedaría un remanente pendiente de gasto en el proyecto de 300.000 euros».

Deficiencias halladas

Falta documentación. El proyecto no incluye el anexo de beneficios fiscales en tributos locales, ni tampoco el anexo sobre convenios en materia de gasto social.

Omisiones. Se omite el crédito necesario para el cumplimiento de obligaciones exigibles a la Entidad Local. El interventor indica que el Estado de Gastos podría haber sido válido en el momento legal de la elaboración del presupuesto, a finales de 2016, pero no se ha tenido en cuenta el grado de ejecución presupuestaria de los gastos que se llevan realizando sobre las cuentas prorrogadas de 2016.

Memoria de Alcaldía. El informe indica que constan numerosos datos que deberían ser debidamente contrastados y recomienda explicar su origen para no llevar a confusión.

Informe Económico-Financiero. El experto señala que es pobre de contenido, explicaciones y justificación de datos, además incluye errores en importes y cálculos.

Esto mismo sucede con varios programas más, como los destinados a mejora de caminos y obras públicas, o el capítulo de gasto de correos, limpieza de edificios municipales, energía eléctrica, mantenimiento, seguros y otros gastos corrientes fijos derivados de contratos formales. Según señala el informe, se incumplirá «seguro», pues «la media de gasto mensual en este área es de 77.000 euros y solo restan, hasta final de año, 59.379,57 euros».

Finalmente, el interventor hace referencia a otras deficiencias como el hecho de que en la Memoria de Alcaldía «constan numerosos datos que deberían ser debidamente contrastados». Señala también que «los ingresos corrientes presupuestados, que figuran por importe de 17.245.400 euros, deberían figurar en realidad por 17.205.400 euros», e indica que «el informe Económico-financiero es mucho más pobre de contenido, explicaciones y justificación de datos que los de ejercicios precedentes, además de incluir numerosos errores en importes y cálculos» y que «el techo de gasto está mal calculado», entre otras cosas.

Temas

Llanes

Fotos

Vídeos