El interventor vuelve al Consistorio con la bolsa para sustituirle ya en marcha

El ejecutivo llanisco mantiene la convocatoria para cubrir la plaza del vicesecretario y en previsión de que se pueda repetir la situación

G. POMARADA LLANES.

La solución a la ausencia de interventor en el Ayuntamiento de Llanes iba a llegar «en quince o veinte días» mediante la creación de una bolsa de empleo, pero finalmente se ha producido apenas una semana después de su creación y por otros medios. Al Consistorio regresaba a primera hora de ayer el interventor titular tras haber solicitado el miércoles el alta voluntaria, explican desde el equipo de gobierno.

El concejal de Personal, Javier Ardines (IU), se encontraba con el documento de alta médica en su cajetín, una situación que dice no haberle sorprendido y que tampoco altera los planes del cuatripartito en lo que a la bolsa de empleo se refiere. Con tres candidatos aceptados, la intención del ejecutivo es seguir adelante con el proceso de selección.

Dos son los motivos que explican la decisión: la posibilidad de cubrir otras plazas de funcionarios habilitados nacionales y evitar que se vuelvan a repetir ausencias prolongadas, como la vivida desde diciembre. «De esa bolsa podríamos cubrir la plaza del vicesecretario, que sigue de baja», explica Ardines. Ese profesional es precisamente en quien recaen las funciones en caso de ausencia del interventor. «Es un caso raro que falten los dos», apunta el concejal de Contratación, Juan Carlos Armas (PP).

Con ambos de baja médica, el Consistorio entró en una situación de parálisis que en el cuatripartito quieren evitar que se vuelva a repetir con «garantías». Entre ellas figura la ya iniciada bolsa de empleo. «Sigue adelante en previsión de que se puedan dar situaciones parecidas», apunta el edil de Personal, que expresa su «satisfacción» por la vuelta del titular del puesto y reitera que «no duda de su categoría profesional ni de sus razones médicas».

Por su parte, Armas indica que con la plaza principal de la convocatoria de empleo ya cubierta, el proceso de selección podría ser «menos atractivo» para los tres profesionales que han presentado sus candidatura. Recuerda, además, que el hecho de contar con una bolsa de empleo no implica la sustitución automática en caso de nuevas bajas, pues «puedes llamar a la persona y que ya esté trabajando».

La vuelta del interventor implica en la práctica un primer paso para acabar con el «bloqueo económico» que el cuatripartito ha venido denunciando en los últimos meses. Son más de tres los millones de euros «paralizados» por su ausencia y que ahora deberá solventar con premura. Es el caso de la liquidación de las cuentas del pasado ejercicio, cuyo plazo expiró en marzo. «Es lo que más urge, saber el remanente que tenemos para estimar lo que se puede amortizar y llevarlo a Pleno», indica Ardines.

Solo tras el visto bueno de los grupos esa cantidad podría destinarse a inversiones financieramente sostenibles en el concejo, en las que están previstas obras como la reparación de viales. «También hay varios proyectos que necesitan fiscalización, además del propio presupuesto», añade el edil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos