José Andrés, visitante ilustre en el mercado de Cangas

José Andrés compartió un pincho de Cabrales con los miembros de su equipo tras visitar el mercado. / N. A.
José Andrés compartió un pincho de Cabrales con los miembros de su equipo tras visitar el mercado. / N. A.

El chef mierense visitó la capital, donde aprovechó para grabar y disfrutar de los productos locales |«Nos dijo que tenemos una ciudad muy guapa y que le encanta nuestra feria dominical», presumía el alcalde, José Manuel González

L. RAMOS CANGAS DE ONÍS.

En la ciudad canguesa todos los domingos son una fiesta. La celebración del tradicional mercado atrae, semana tras semana, a cientos de personas procedentes de concejos y regiones cercanas que buscan poder hacerse con alguno de los manjares típicos de la zona que sus propios elaboradores ponen a la venta en pequeños puestos. La de ayer, si cabe, fue una mañana todavía más especial para vendedores y clientes, pues entre las muchas personas que se dieron cita en la capital canguesa estuvo el reputado chef asturiano afincado en Estados Unidos José Andrés.

El cocinero, nombrado una de las cien personas más influyentes del mundo por la revista 'Time' y premiado por EL COMERCIO como mejor embajador de la imagen de Asturias en el extranjero, ya había cenado durante la noche del sábado en un restaurante de la ciudad canguesa junto a su equipo. Asimismo, todos ellos pasaron la noche en un establecimiento hotelero del concejo para poder disfrutar de Cangas de Onís desde primera hora de la mañana de ayer.

Efectivamente, el chef se acercó en primer lugar al emblemático Puente Romano, donde fue recibido por el regidor, el popular José Manuel González Castro, y la concejala de Cultura, Mónica Gutiérrez. Ambos le dieron la bienvenida a la ciudad y le agradecieron que la hubiese escogido como plató para un nuevo programa que está preparando. José Andrés, por su parte, se deshizo en halagos hacia la capital canguesa y el concejo en general. «Nos dijo que Cangas de Onís es una ciudad muy guapa y que le encanta nuestro mercado dominical», relató González Castro posteriormente a este diario.

Precisamente al mercado que hace doscientos años encandiló al mismísimo Melchor Gaspar de Jovellanos fue a donde dirigieron sus pasos el chef y sus acompañantes acto seguido. Una vez en la plaza de la iglesia, el cocinero mierense recorrió y estudió uno a uno los diferentes puestos de alimentación allí presentes, deteniéndose a degustar quesos y embutido en algunos de ellos. Como buen asturiano, no dudó en hacerse con una cuña de Cabrales, un poco de chorizo y una barra de pan que más tarde compartió con los miembros de su equipo.

Durante su visita a la ciudad canguesa fueron muchos los que se acercaron a José Andrés, quien intercambió palabras y se hizo fotografías con todo aquel que se lo pedía antes de abandonar la capital del concejo pasados unos minutos del mediodía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos