Jóvenes piloñeses culminan la reforma de la escuela de Bierces

Representantes municipales e integrantes del programa junto a la rehabilitada escuela de Bierces. /  E. C.
Representantes municipales e integrantes del programa junto a la rehabilitada escuela de Bierces. / E. C.

ENRIQUE CARBALLEIRA INFIESTO.

El programa Joven Ocúpate finalizó ayer en el concejo de Piloña, una vez culminada la rehabilitación de la escuela de Bierces, acometida en los últimos seis meses. Este programa está impulsado por la Consejería de Empleo, a través del Servicio Público de Empleo y del Consistorio, y ha estado formado por ocho alumnos, así como por un monitor, Antonio Morán, y una mentora, Belén Peláez.

El programa permitió desarrollar la reparación en esta escuela rural, en la que se realizaron labores de limpieza y vaciado del interior, como el picado de la carga de las paredes y de la piedra, el picado y desescombro de la solera, la limpieza y rejunteo de piedra, el enfoscado, cargado y lucido de fachadas exteriores, la instalación de agua y alcantarillado y la carpintería de puertas y ventanas.

En el marco de las visitas a este tipo de proyectos, el Servicio de Programas Europeos anunció hace unos días que la actuación de los jóvenes piloñeses había sido seleccionada como 'Buena Práctica'. Este reconocimiento supone para el Consistorio una muestra del grado de satisfacción y del buen hacer de esta iniciativa de empleo juvenil. De esta forma, el alcalde, Iván Allende, hizo ayer una valoración positiva de estos programas «que permiten rehabilitar un patrimonio municipal muy importante y a la vez muy útil para revitalizar la vida social de la zona rural». Al acto de clausura acudieron los integrantes del programa, los técnicos y responsables políticos del Ayuntamiento y vecinos de la localidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos