Una joya «escondida entre naves»

Vecinos de San Roque brindan con la edil Marisa Elviro y el alcalde, Enrique Riestra. / FOTOS: NEL ACEBAL
Vecinos de San Roque brindan con la edil Marisa Elviro y el alcalde, Enrique Riestra. / FOTOS: NEL ACEBAL

San Roque del Acebal recibe el primer galardón del Pueblo Ejemplar de Llanes | Los vecinos festejaron el reconocimiento con una chocolatada y un conceyu en el que debatieron el fin de los 12.000 euros del galardón

G. POMARADA LLANES.

La de ayer fue una jornada intensa para los vecinos de San Roque del Acebal, núcleo reconocido como Pueblo Ejemplar de Llanes en esta primera edición del certamen. En un conceyu celebrado durante la tarde, los habitantes debatieron el destino de los 12.000 euros con los que está dotado el galardón, que el alcalde de barrio decidió encomendar a la asociación El Perru de San Roque. «Solo tenemos una cosa en el pueblo, la Casa de Concejo, por lo que hay miles de campos donde invertir», señaló la presidenta de la entidad, Severina Enterría. Será en un próximo conceyu donde los habitantes decidan las obras concretas en las que invertir la cuantía. Una vez zanjados los asuntos monetarios, los habitantes del pueblo celebraron su condición de Pueblo Ejemplar con una chocolatada que consiguió llenar la Casa de Concejo. No obstante, desde la asociación echan aún en falta una mayor participación de los vecinos. «Somos un pueblo de barrios aislados y cuesta reunirse», lamentó Enterría.

Horas antes, al mediodía, tenía lugar el acto oficial de entrega de galardones en el Ayuntamiento a los tres primeros clasificados, elegidos el pasado 18 de diciembre por un jurado integrado por ocho miembros. San Roque del Acebal se impuso a otros tres pueblos -Rales, Porrúa y Lledías- por el decidido empeño de la iniciativa vecinal, capitaneada por la asociación El Perru de San Roque. En el último año, este pequeño núcleo de 370 habitantes, ha conseguido habilitar la senda del Valle Invisible, un circuito que discurre alrededor del pueblo y que permite visitar sus lugares más atractivos, y recuperar tradiciones como los magüestos, el enrame de las fuentes, la fiesta del Rosario o las sextaferias. Además, los vecinos han plasmado en un libro las historias y las anécdotas de la localidad. «San Roque del Acebal no es un kilómetro de recta de la carretera nacional, detrás de las naves industriales hay un pueblo rural», destacó el alcalde de barrio, José Antonio Gonzalo. Con el segundo puesto se alzó Porrúa, localidad ya agraciada con el Premio a Pueblo Ejemplar de la Fundación Princesa, y que ha conseguido mantener vivas tradiciones como el antroxu, el mercado astur o la Banda Gaites Llacín. Los 6.000 euros del galardón se destinarán a acometer obras en el pueblo, previamente consensuadas con los vecinos, explicó ayer el representante de la Junta Vecinal, Hernán Haces.

A la localidad de Rales fue concedido el tercer premio, dotado con 2.000 euros. El pequeño núcleo, vinculado en sus orígenes a la iglesia de San Antolín de Bedón, es hoy un «pueblo muy unido», expresó la presidenta de la Junta Vecinal, Carmen Villa. «Estos premios han sido creados con mucha ilusión, además de lo que representan económicamente valoran el trabajo de recuperación», señaló la teniente de alcalde, Marián García de la Llana. Por delante, los pueblos de Llanes tienen todo un año para emprender iniciativas que les coronen como Pueblo Ejemplar en la segunda edición del certamen.

Temas

Llanes

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos