La justicia permite a la propiedad de San Antolín ejecutar obras en la iglesia

El pino nacido en el tejado del Bien de Interés Cultural . /  E. C.
El pino nacido en el tejado del Bien de Interés Cultural . / E. C.

Un juzgado de Oviedo obliga a conceder la licencia al considerar acreditado que «solo el Ayuntamiento considera estatal» el templo

GLORIA POMARADA LLANES.

La propiedad de San Antolín de Bedón podrá efectuar obras de reparación y ornato en la cubierta del templo románico llanisco. Así lo ha dictado el juzgado de lo contencioso-administrativo número 6 de Oviedo, que concede la licencia denegada por el Ayuntamiento al entender que «se acredita por todos y cada unos de los organismos públicos que el bien no es público y que solo el Ayuntamiento lo considera estatal», sostiene el abogado de la propiedad, José Bembibre.

En la práctica, el fallo de la jueza permitirá la limpieza del tejado de la iglesia, solicitada por la propiedad en 2016 y denegada por el Consistorio a principios de 2017. «Necesita un mantenimiento urgente porque nacieron un pino y elementos arbustivos en la cubierta», señala el letrado, quien recuerda que el Ayuntamiento «ni concedió la licencia ni procedió a la limpieza». Fue por ello que sus clientes interpusieron la demanda. «El ciudadano tiene que demandar por una resolución que se ha denegado de pleno derecho», expone el abogado.

Más allá de las obras en el tejado, la nueva sentencia relativa a este monumento erigido en el siglo XII apunta directamente a la controversia abierta en torno a su titularidad. Desde hace años, la propiedad la reclama como suya y el Ayuntamiento sostiene que pertenece al Estado, punto que el propio ministerio rechaza en base a las conclusiones de un estudio conjunto de Cultura, Hacienda y Patrimonio. El cuarto en discordia, el Principado, apuesta por priorizar la protección del Bien de Interés Cultural (BIC) y evita entrar en discusiones acerca de la titularidad. No obstante, desde el Ayuntamiento defienden que el Gobierno regional llegó a transmitirles que estaría dispuesto a asumir la titularidad siempre y cuando lo hiciese antes el Estado.

La sentencia «nos da la razón en todo» y «pone en claro muchas cosas», dice el abogado

Para el abogado de la propiedad, la nueva sentencia del 20 de febrero, que se refiere a su cliente como «dueño de la iglesia», «nos da la razón en todo» y «pone en claro muchas cosas», pues avala la capacidad de los propietarios para ejecutar la intervención sobre el templo. Los informes del expediente municipal y las resoluciones dictadas por el Gobierno municipal «se han demostrado totalmente contrarios a derecho, evidenciando que el Ayuntamiento, y alguno de sus concejales y técnicos, han venido con sus informes y resoluciones a tratar de ir en contra de la historia, de la realidad, y de los rigurosos informes de la Dirección General de Patrimonio del Estado, del Servicio de Patrimonio histórico y archivos del Principado de Asturias, así como de la consejería de Cultura», defiende el letrado.

Convenio para las visitas

Con el último de los procedimientos judiciales ya resuelto, la iglesia de San Antolín de Bedón se enfrenta ahora a la cuestión de las visitas. Al tratarse de un BIC, la Ley de Patrimonio Cultural establece que sus «propietarios, poseedores o titulares deberán señalar un número mínimo de cuatro días al mes, durante al menos cuatro horas por día» para su visita pública.

«Hemos expresado nuestra disposición a dar solución a las visitas, serían los viernes de 9 a 14 horas», indica Bembibre. Desde hace meses, cuenta, se reúne con la consejería para «garantizar la accesibilidad». «Estamos a la espera de suscribir el convenio», avanza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos