El juzgado ordena la clausura temporal del club La Ribera de Ribadesella

Las puertas del club, precintadas por orden judicial. /  E. C.
Las puertas del club, precintadas por orden judicial. / E. C.

Efectivos del Grupo Operativo de Extranjeros de la Policía Nacional de Oviedo llevaron a cabo una redada el pasado Martes de Carnaval

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Cangas de Onís ha ordenado la clausura temporal del club La Ribera de Ribadesella. La orden judicial fue ejecutada el pasado 13 de febrero, Martes de Carnaval, por varios efectivos del Grupo Operativo de Extranjeros perteneciente a la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la policía Nacional de Oviedo.

Según relataron a este medio algunos de los testigos de la operación, la redada se produjo hacia las 21.15 horas del martes, cuando los vecinos de Ribadesella desfilaban por la villa al ritmo de la charanga El Culo Moyao, durante el Entierro de la Sardina. Los mismos testigos aseguran que fueron siete los furgones de la Policía Nacional que llegaron a la explanada del club de alterne. Un negocio que también se dedica a la hostelería, cuenta con una cafetería restaurante, y al turismo activo, al disponer de una empresa de alquiler de canoas para organizar descenso por el río Sella.

Según fuentes policiales, el operativo aún está en marcha y el juzgado ha decretado el secreto de sumario. Aún no han trascendido a la opinión pública ni el motivo exacto de la redada ni el alcance de la misma, si bien fuentes próximas al caso hablan de varios detenidos que habrían sido trasladados en la mañana de ayer hasta las dependencias judiciales ubicadas en la capital canguesa. Las diligencias previas que se siguen en el juzgado corresponden a una investigación iniciada el año pasado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos