Los juzgados del Oriente inician diez procesos por violencia machista al mes

El juzgado de Llanes acogió entre 2013 y 2016 135 procesos penales por violencia machista. /  N. ACEBAL
El juzgado de Llanes acogió entre 2013 y 2016 135 procesos penales por violencia machista. / N. ACEBAL

Los procedimientos penales registrados en Cangas de Onís, Infiesto y Llanes aumentaron un 34% en cuatro años

L. RAMOS / G. POMARADA LLANES.

La lacra de la violencia machista azota a la comarca oriental con una tendencia al alza en el número de procesos registrados durante los últimos años. Las cifras del Tribunal Superior de Justicia del Principado de Asturias (TSJA) así lo revelan, con un incremento del 16,8% en el número de procesos, tanto civiles como penales, registrados en el conjunto de los tres juzgados del Oriente, correspondientes a Piloña, Cangas de Onís y Llanes. El porcentaje de incremento corresponde al periodo comprendido entre los años 2013 y 2016, últimos ejercicios con datos de los partidos judiciales de la comarca recogidos en las memorias del TSJA. Sin embargo, este dato se agrava drásticamente en los procesos penales registrados en el último ejercicio con cifras oficiales. Hasta un 33,7% aumentaron los procesos penales por violencia de género, con un total de 123 casos.

Las memorias del TSJA revelan una evolución dispar en cuanto a procedimientos civiles y penales. Estos últimos, que incluyen delitos como las lesiones, las amenazas o las coacciones, son los que experimentan un mayor y continuado repunte. En 2013 fueron 92 los procesos registrados, tres más al año siguiente, 112 en 2015 y 123 en 2016. Por partidos judiciales, la mayor litigiosidad se encuentra en Cangas de Onís -que incluye también los concejos de Amieva, Onís, Parres, Ponga y Ribadesella- con 191 casos en cuatro años. Le sigue Llanes -también con Cabrales, Peñamellera Alta, Peñamellera Baja y Ribadedeva- con 135 procesos y los 96 de Piloña -con Nava y Cabranes-.

Tendencia bien distinta marcan los procedimientos del orden civil, que disminuyen un 86% desde 2013. Al derecho civil en materia de violencia de género corresponden aspectos como la guardia y custodia de los hijos, los divorcios o las nulidades matrimoniales. En 2016, se registraron únicamente dos casos, ambos en el juzgado cangués.

La radiografía de la violencia de género en la comarca se completa con los datos de los procesos resueltos. En penal, pasan de los 75 de 2013 a los 122 de 2016, lo que supone un aumento del 62,6%. Por su parte, los procedimientos civiles con resolución disminuyen, de ocho a tres en cuatro años.

La mayor tasa de resolución corresponde al juzgado de primera instancia e instrucción de Cangas de Onís, con 215 casos. Le sigue Llanes con 124 y Piloña con 92.

En paralelo a los procesos discurre la evolución en las cifras de los juicios rápidos, que experimentan un repunte del 38,3%. Sin embargo, el número de órdenes de protección concedidas a las víctimas de maltrato ha experimentado un estancamiento en los últimos ejercicios. Tanto en 2015 como 2016 fueron concedidas 21 órdenes, lo que supone un descenso del 16% respecto a 2013, con 25.

La otra cara de la moneda se encuentra en las órdenes denegadas por los juzgados orientales, que pasan de las 10 de hace cinco años a las 14 de hace dos. En ese periodo, las desestimaciones de órdenes de protección llegaron a los 16 y 17 casos en 2014 y 2015.

A la luz de los datos, cada mes se inician en la comarca un total de 10 casos por violencia de género. La cifra, no obstante, está lejos de la media registrada en el conjunto de la región, con 225 denuncias mensuales, según los datos del Observatorio contra la Violencia doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial hechos públicos esta pasada semana. En la región se presentaron en 2017 un total de 2.771 denuncias por violencia de género, una media de siete diarias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos