El kamikaze de Llanes se queda 32 meses sin carné y cuatro años sin coche

La autovía del Cantábrico, a su paso por Naves, en Llanes. /  N. ACEBAL
La autovía del Cantábrico, a su paso por Naves, en Llanes. / N. ACEBAL

El italiano Ciro M., de 72 años, cazado dos veces en una semana conduciendo en sentido contrario en la A-8, acepta también 16 meses de cárcel

L. RAMOS LLANES.

Ciro aseveró que solo quería ir a visitar a su mujer a la residencia de Posada de Llanes en la que vive desde hace un tiempo, pero a punto estuvo de provocar un accidente. Ahora tendrá que recurrir a amigos y familiares para realizar el trayecto, pues va a permanecer durante una buena temporada sin permiso de conducir ni coche. El italiano de 72 años que fue interceptado dos veces en una semana conduciendo a contramarcha por la autovía del Cantábrico a su paso por el concejo de Llanes llegaba ayer a un acuerdo de conformidad con la Fiscalía del Principado por el que acepta dos sentencias de ocho meses de prisión cada una, acusado de conducción temeraria.

Según indicaban ayer desde el Tribunal Superior de Justicia de Asturias, el acuerdo tuvo lugar en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Llanes, donde había sido citado para los juicios rápidos correspondientes, el primero de ellos esta misma mañana. Además, Ciro M. ha sido condenado a 32 meses de privación del permiso de conducir y su vehículo ha sido decomisado por un periodo de cuatro años.

El pasado 7 de febrero numerosos conductores que transitaban por la A-8 se llevaron un susto de muerte al encontrarse de frente con Ciro, quien manejaba su Nissan Primera en sentido Cantabria, pero por los carriles que se dirigen a Oviedo. El hombre se había incorporado a la vía en el enlace de Pría en torno a las 12.20 horas y era interceptado por agentes de la Guardia Civil 25 minutos después a la altura de Balmori, tras recorrer doce kilómetros. Apenas una semana después, el italiano volvía a repetir su peligroso camino, entrando de nuevo por Pría y siendo detenido en Naves, tras más de seis kilómetros de recorrido.

Según adelantó EL COMERCIO, Ciro lleva más de un mes y medio internado en la residencia de San José de la Montaña de Ribadesella, adonde fue derivado desde el hospital de Arriondas. Fue desde allí desde donde tomó la carretera vieja para dirigirse a Posada de Llanes a visitar a su mujer y, por equivocación, se confundió de salida en el enlace de Pría, adentrándose en la A-8, según él mismo explicó a sus allegados, quienes aseveraron que «en ningún momento quiso hacer daño a nadie».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos