El Kaype, a la espera del certificado de demolición para pedir la indemnización

La hierba crece en la parcela en la que se levantaba la ampliación del hotel Kaype, en la localidad llanisca de Barro. / NEL ACEBAL
La hierba crece en la parcela en la que se levantaba la ampliación del hotel Kaype, en la localidad llanisca de Barro. / NEL ACEBAL

El Ayuntamiento debe ratificar el cumplimiento de la sentencia que obliga a derruir la parte ampliada para que el hotel pueda iniciar la reclamación patrimonial

TERRY BASTERRA LLANES.

La sociedad propietaria del Hotel Kaype mantiene la previsión de reclamar una cuantiosa indemnización al Ayuntamiento de Llanes en concepto de responsabilidad patrimonial. Lo hará después de tener que demoler la parte ampliada de este negocio hotelero, después de que la justicia anulase las dos licencias municipales que permitieron realizar los trabajos, la primera de agrupación de fincas (tenían naturaleza urbanística distinta) y la segunda de obras.

Los trabajos de demolición concluyeron a finales de septiembre y desde hace semanas la propiedad del negocio ha presentado un escrito ante el Ayuntamiento de Llanes en el que solicita que los servicios técnicos municipales certifiquen que los trabajos se han ejecutado conforme a como ordenaba la sentencia del Tribunal de lo Contencioso-Administrativo Número 2 de Oviedo.

Este certificado, que acredite la correcta demolición de la ampliación del Kaype, es un documento necesario para que la sociedad propietaria pueda dar inicio a los trámites para reclamar una indemnización al Ayuntamiento de Llanes. A principios de junio el propio Consistorio comunicó que desde el hotel se les había indicado que elevaban la petición por responsabilidad patrimonial hasta los 17,9 millones de euros, una cifra un 15% mayor a la que se le había solicitado a la Administración local en febrero de 2016 y que era de 15,6 millones.

Desde el gobierno municipal se calificó entonces de «temeraria y precipitada» la petición de la propiedad del hotel, al no haberse finalizado el proceso de demolición. También apuntaba el propio alcalde Enrique Riestra que tendría lugar «una batalla jurídica por la defensa de los intereses de los ciudadanos». Y añadía que «no podemos olvidar, que fueron miembros del gobierno del PSOE quienes firmaron unas licencias que nunca se tendrían que haber concedido e hicieron oídos sordos a las indicaciones de la CUOTA y más tarde de los tribunales».

Los servicios técnicos municipales aún están dentro del plazo legal permitido para certificar la correcta demolición de la ampliación del Kaype, en base a las indicaciones de la sentencia judicial. Una vez esté emitido este documento, la propiedad podrá dar inicio a la reclamación para pedir los 18 millones que estima que le debe abonar el Ayuntamiento en concepto de indemnización por responsabilidad patrimonial.

Temas

Llanes

Fotos

Vídeos