La línea amarilla de San José se pintó para «cumplir la normativa», aclara Armas

El concejal de Obras llanisco salió al paso de las declaraciones en las que los vecinos criticaban la pérdida de 58 plazas de aparcamiento

GUILLERMO FERNÁNDEZ LLANES.

El pasado sábado, varios vecinos de las calles de La Emigración y Matilde de la Torre, en Llanes, se manifestaban por la pérdida de 58 plazas de aparcamiento al haber trazado el Ayuntamiento en la zona una raya amarilla que impide que dichas vías conserven estacionamiento en los dos márgenes.

Uno de los vecinos, Manuel Ramón Soberón, explicó que se había reunido con Juan Carlos Armas, concejal de Obras, quien le había comentado que «la calle no daba el ancho para permitir la circulación con coches aparcados a ambos lados». Y matizó que el edil le había dicho que «no estoy obligado a darte más explicaciones, porque eso es competencia del inspector jefe de la Policía Local». Soberón también comentó que el jefe de la Policía Local había tardado «dos días» en recibirle y le había despachado «con los mismos argumentos» que el concejal.

Pues bien, en el día de ayer, Juan Carlos Armas salía al paso de esas declaraciones y aseguraba que «jamás me he reunido con ninguno de los vecinos de esas calles a título de comunidad. Conozco a Manuel Ramón Soberón y puedo asegurar que no hablé con él y tampoco lo hizo el sargento». El concejal aseveró que «nunca» hizo los comentarios que le atribuyó Soberón.

Sí reconoció Armas que había tenido una conversación informal con una residente en la zona y que en el Ayuntamiento se había recibido una queja de otra vecina, que «estamos estudiando para su contestación».

El edil detalló que el sargento de la Policía Local tiene «la competencia para ordenar el tráfico y observó que esa calle, por su densidad, no cumplía la normativa».

Fotos

Vídeos