La lista de espera de plazas del ERA disminuye un 35% en la comarca

Llanes encabeza las solicitudes pendientes, con 12; mientras que Arriondas registra 27 vacantes por la ampliación de 2017

GLORIA POMARADA LLANES.

El servicio regional de Establecimientos Residenciales de Asturias (ERA) cerró 2017 con una lista de espera de 20 mayores en la comarca oriental, cifra que rebaja en un 35% los datos del ejercicio anterior. Por municipios, Llanes encabeza las solicitudes pendientes, con un total de 12 repartidas a partes iguales entre las residencias de Pancar y Sierra del Cuera, ambos centros concertados. Siguen en la lista de espera con tres demandas respectivamente el Hogar Beceña González, de Cangas de Onís; la Fundación Faustino Sobrino de Llanes; San José de la Montaña, en Ribadesella; y la residencia de Poo de Cabrales. Con dos mayores a la espera de obtener plaza figuran la residencia de Infiesto y el Centro Polivalente de Recursos (CPR) de Lastres. Por su parte, en las residencias de Llanes, Sames, Celorio y Arriondas se registra una única persona en la lista. Tan solo dos de los trece centros residenciales del área VI cierran el año con vacantes, la residencia de Ponga, con tres, y el CPR de Arriondas, con 27. La cifra del centro público parragués se explica por la ampliación, este 2017, del número de plazas, con 42 nuevas que se suman a las 32 ya existentes. Por el momento, son 14 los mayores que ya han formalizado el preingreso en el centro.

En lo que respecta a plazas psicogeriátricas, las solicitudes en lista de espera pasan de las cuatro de 2016 a una única del pasado ejercicio, correspondiente a la residencia de Piloña. Este tipo de unidades, concertadas de forma pionera por el ERA en 2009, ofrecen una atención altamente personalizada, ya que sus usuarios son personas con problemas psíquicos o trastornos de conducta.

El balance global de los centros residenciales del Oriente deja un total de 30 vacantes, tanto en centros públicos como concertados. Sin embargo, los datos del conjunto de la red revelan que son 32 las solicitudes, cifra que excede a la de las 20 personas físicas, ya que los mayores que demandan plaza en distintos centros se contabilizan en igual número al de preinscripciones realizadas. Desde el ERA explican que la prioridad a la hora de asignar plaza es «la preferencia del usuario», lo que puede generar que aún habiendo vacantes «se genere lista de espera en el área».

Durante el pasado año, las plazas residenciales se elevaron hasta 497, de las cuales 286 corresponden a centros públicos y otras 211 a residencias concertadas. Son cuatro los centros de titularidad pública, los de Llanes con 83 plazas; Infiesto con 89; Lastres con 40 y Arriondas con 74. Por su parte, los centros concertados se dividen en tres residencias municipales, las de Sames (Amieva) con 11 plazas; Ponga con 10 y Poo de Cabrales con 11. Se suman a estos centros otras tres entidades sin ánimo de lucro, el Hogar Beceña González, con 35 plazas; la Fundación Faustino Sobrino, con 24 y San José de la Montaña, con 10. La red privada está integrada por las 25 plazas de la residencia de Celorio, las 25 de Pancar y las 60 de Sierra del Cuera.

En los próximos meses, el Principado prevé crear en el conjunto de Asturias 58 nuevos puestos de atención directa, de los que 51 serán para auxiliares de enfermería, seis para diplomadas en Enfermería y uno correspondiente a la especialidad de Psicología. El refuerzo de personal, señalan desde el Ejecutivo autonómico, permitirá que los centros con nuevas plazas, como el de Arriondas, estén plenamente operativos. En lo que va de legislatura, el Gobierno regional ha creado 538 plazas residenciales y 58 diurnas de las 800 comprometidas antes de que finalice el mandato en 2019.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos