De la Llana da un plazo de un mes a Riestra para que presente los presupuestos de 2017

El alcalde «actúa a golpe de ocurrencia», afirma la líder de Foro, tras retirarle el regidor las competencias en la materia

TERRY BASTERRA LLANES.

Los enfrentamientos entre el alcalde de Llanes, Enrique Riestra (Vecinos por Llanes), y la teniente de alcalde (Foro), Marián García de la Llana, se han convertido en algo habitual en el seno del gobierno llanisco. Hasta el punto de que ya apenas se hablan o, al menos, no lo hacen para las cuestiones importantes. Al menos así se desprende del comunicado que envió ayer la líder de Foro y también edil de Hacienda y Urbanismo para mostrar su postura respecto a la decisión del regidor de retirarle las competencias en materia presupuestaria. Una falta de diálogo que niega el regidor, ya que asegura que sí habló con la forista de esta cuestión.

Lo cierto es que el enfrentamiento entre los dos principales socios de gobierno no cesa. Tras la decisión del alcalde Foro da ahora un mes a Riestra para que tenga terminados los presupuestos municipales para este 2017. De lo contrario se reservan el «derecho a pedirle responsabilidades». Unas cuentas que están siendo elaboradas por una empresa externa después de que el interventor municipal se negase a redactarlas tras el conflicto que mantuvo el pasado año con Riestra, quien votó en contra de su aprobación inicial al considerarlas irregulares. Cuentas que se aprobaron gracias a la abstención del PSOE y que, según recalca Foro, «lograron un superávit de 1,2 millones de euros».

Foro atribuye el retraso que han experimentado los presupuestos de este año precisamente al enfrentamiento existente entre el regidor y el funcionario municipal. Además acusa al alcalde de «actuar como si estuviera respaldado por una mayoría absoluta, en lugar de como si tuviera los dos concejales que tiene Vecinos». Para de la Llana, aunque a Riestra le respalda la legalidad vigente, «no sabe gestionar ni sus propias decisiones y actúa a golpe de ocurrencia. No se explica, de otro modo, que tenga que enterarme por una resolución en lugar de mantener una conversación personal como dos socios de gobierno y compañeros de trabajo que somos».

Riestra, por su parte, evitaba ayer entrar en polémicas y explicaba su decisión: «Esperábamos tener listos los presupuestos para el verano, pero debe haber un problema en la falta de información. He hablado ya con la empresa y asumo la responsabilidad para ver a qué se debe el retraso».

Fotos

Vídeos