Llanes descarta recurrir la sentencia que anula la clausura del chiringuito de Gulpiyuri

El chiringuito de Gulpiyuri fue clausurado y precintado en verano de 2016, para ser posteriormente retirado. / JUAN LLACA
El chiringuito de Gulpiyuri fue clausurado y precintado en verano de 2016, para ser posteriormente retirado. / JUAN LLACA

El ejecutivo local «no comparte» el dictamen judicial y recalca que su intención al denegar la licencia era «preservar los espacios naturales especialmente sensibles»

L. RAMOS LLANES.

El Consistorio llanisco no recurrirá la sentencia en la que el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) da la razón a los propietarios del chiringuito de Gulpiyuri, clausurado en verano de 2016 por orden de la Concejalía de Urbanismo. Desde el Ejecutivo local manifestaban ayer su intención de «acatar» el dictamen judicial pese a que, recalcaron, «el departamento de Urbanismo del Ayuntamiento de Llanes no comparte la sentencia, ya que la intención principal al denegar este permiso se basaba exclusivamente en la pretensión de preservar los espacios naturales especialmente sensibles, como es el caso de Gulpiyuri, tratando de evitar las aglomeraciones de visitantes y vehículos».

Las mismas fuentes municipales recalcaron que «no se ha acreditado el daño que hubiese podido ocasionar la denegación de la licencia municipal de apertura y se desestima la petición de una posible indemnización de responsabilidad patrimonial». Por este motivo, continuaron, el dictamen no se recurrirá, «al no tener ninguna consecuencia de responsabilidad patrimonial». Señalaron también que «la sentencia no ha tenido en cuenta que la demandante no presentó certificado técnico de salubridad, higiene y seguridad».

En las mismas fechas en que tuvo lugar la clausura del citado chiringuito, recordaron desde el cuatripartito, «el Ayuntamiento de Llanes también impugnó la autorización dada por la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio del Principado de Asturias (CUOTA) para colocar esta instalación en el paraje mencionado, estando pendiente a día de hoy el fallo judicial». En este sentido, insistieron, «hay que tener en cuenta que igualmente la CUOTA denegó la misma petición efectuada por la propiedad para el año 2017».

Finalmente, desde el equipo de gobierno aprovecharon para afear la actitud de la defensa letrada de los propietarios del chiringuito, pues ésta «ha acusado reiteradamente al departamento de Urbanismo del Consistorio llanisco de presunta prevaricación. Este Ayuntamiento también considera reprobables las formas utilizadas con fines mediáticos y de publicidad», agregaron. También el TSJA reprobó a la defensa por «algunas frases desabridas e inapropiadas» durante el proceso.

Temas

Llanes

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos