Llanes frena los nuevos pagos hasta la elaboración del presupuesto de este año

La medida, que no afecta a sueldos ni a obligaciones ya adquiridas, se hace para «cumplir con el informe del interventor» y no sobrepasar las partidas próximas a agotarse

T. BASTERRA LLANES.

El Ayuntamiento de Llanes ha frenado el abono de nuevos pagos hasta que el presupuesto municipal de 2017 esté elaborado. La medida, explicaba ayer el alcalde Enrique Riestra, busca «cumplir con el informe de fiscalización del interventor» que este funcionario municipal realizó sobre el borrador de las cuentas presentado por la empresa externa encargada de redactarlas. Por este motivo, según el regidor, se ha adoptado esta medida para garantizar que no se sobrepase el límite del gasto previsto en algunas partidas. También detalla que no afecta a cuestiones ya previstas, como el abono de sueldos o las obligaciones de pago contraídas, por ejemplo, con los bancos.

El interventor, en su informe de fiscalización sobre el borrador, indicó que «el estado de gastos que acompaña al proyecto podría haber sido válido en el momento legal de la elaboración del presupuesto para 2017, a finales de 2016». Pero en su presentación, este agosto, «no se tuvo en cuenta la ejecución presupuestaria al momento actual, lo que da lugar a presupuestar importes que quedan muy por debajo del gasto ya ejecutado, originando grave riesgo de incumplimiento de los créditos iniciales con los gastos definitivos esperados a final de ejercicio».

Entre las partidas afectadas estaban, según el funcionario, los gastos en bienes corrientes y servicios. También varios programas más, como los destinados a mejora de caminos y obras públicas, o el capítulo de gasto de correos, limpieza de edificios municipales, energía eléctrica, mantenimiento, seguros y otros gastos corrientes fijos derivados de contratos formales. Según señala el informe, se incumplirá «seguro», pues «la media de gasto mensual en este área es de 77.000 euros y solo restan, hasta final de año, 59.379,57 euros».

Riestra afirma que la medida adoptada es «puntual» y que se prolongará «unos días» hasta que la empresa externa tenga listo el nuevo borrador de presupuestos. Precisa para ello que no se realicen nuevos pagos no previstos ya con anterioridad. «No podemos gastar más de lo que figura en el presupuesto prorrogado. Pero quiero que quede claro que no se va a dejar nada sin pagar ni paralizar nada», aseguraba ayer el alcalde, quien añadió que para abonar esos pagos que puedan quedar ahora pendientes, el Consistorio realizará las modificaciones presupuestarias necesarias una vez tenga listo el borrador de las cuentas y éste cuente con el visto bueno del interventor. Posteriormente será llevado a Pleno para su aprobación.

Fotos

Vídeos