Llanes prevé cerrar el 2017 con un superávit de 1,4 millones de euros

El alcalde Enrique Riesta y Gema Uriarte, de la empresa que ha elaborado los presupuestos para el Ayuntamiento de Llanes. / JUAN LLACA

El alcalde vuelve a presentar los presupuestos elaborados por una empresa externa. El interventor tiene 10 días para presentar su informe de fiscalización

TERRY BASTERRA LLANES.

Prácticamente un mes después de que el alcalde de Llanes presentase los presupuestos municipales para el actual ejercicio, los cuales fueron rechazados por el interventor, Enrique Riestra convocó una nueva rueda de prensa para volver a presentar las cuentas. Lo hizo en compañía de Gema Uriarte, la socia fundadora de la empresa que ha elaborado los presupuestos después de que el interventor municipal se negase a redactarlas. Las cuentas de Llanes para 2017 prevé unos ingresos de 17,393 millones de euros y unos gastos de 15,972, lo que permitirá al Consistorio cerrar el ejercicio con un superávit de 1,4 millones de euros.

La representante de Uriarte y Asociados explicó que el proyecto elaborado para el Ayuntamiento «cumple la legalidad presupuestaria» y confía en que sean aprobados en un corto plazo de tiempo. En este sentido el alcalde comunicó que el borrador ya ha sido entregado al interventor municipal para que en un plazo máximo de 10 días, que es lo que estipula la ley, elabore su informe de fiscalización. Riestra confía en que incluso esté antes de este margen y el funcionario lo presente a lo largo de la próxima semana.

En el anterior informe el interventor apreció una serie de «deficiencias graves». Incluso afirmaba en el documento que el borrador estaba «viciado de nulidad radical». Gema Uriarte indicó que había conversado con el funcionario sobre aquel informe, del que señaló que había aspectos que compartía y otras no. También apuntó que han tratado algunas cuestiones de los presupuestos y que «no creo que haya ninguna intención por parte del interventor a no emitir su informe de fiscalización de forma favorable». Asimismo comunicó que hace unos meses «mandé por escrito las suspensión del contrato con el Ayuntamiento por falta de información».

Este hecho, sumado a otras cuestiones, motivó que el alcalde decidiese retirar las competencias en materia presupuestaria a la edil de Hacienda, la forista Marián García de la Llana, para asumir él personalmente la labor.

Aumento de los ingresos

Los ingresos presupuestados por el Consistorio para este 2017 son 1'05 millones mayores a los del ejercicio anterior. Esto se debe a varios motivos. El primero es que el pasado ejercicio el gobierno municipal elaboró unas cuentas muy contenidas y al final de año se comprobó que se había recaudado una cantidad mayor. De hecho el Ayuntamiento acabó el ejercicio con un remanente de tesorería muy importante y que ascendió a «2,5 millones de euros». Otro es que al elaborarse las cuentas en septiembre, con la ejecución del presupuesto muy avanzada, se puede ajustar las cifras con mayor facilidad a la realidad y «ser más exhaustivos», detalló Gema Uriarte. A esto hay que sumar un aumento de ingresos en aspectos como las licencias urbanísticas, por las que en este 2017 está previsto recaudar 170.000 euros; la tasas de terrazas, 140.000; la de ocupación de dominio público, 300.000, o la de apertura, 75.000 euros. Los ingresos por tasas patrimoniales por arrendamiento de fincas también se han elevado hasta los 220.000 euros.

En cuanto a los diferentes capítulos de las cuentas que ayer se hicieron públicas, el de gastos de personal se ha incrementado ligeramente. Pasa de los 6,019 millones a los 6,120. El motivo se debe a que se incluyen las subvenciones de los programas de empleo que financian Principado y Ayuntamiento. La partida de gastos de mayor cuantía será la de bienes y servicios. Se reducirá en 200.000 euros y rondará los 7,7 millones.

Otro apartado importante en el capítulo de gastos es el que hace referencia a los financieros. Aunque se han conseguido reducir en 40.000 euros, Riestra lamentó que el Ayuntamiento esté pagando «900.000 euros en amortizaciones de crédito» por préstamos solicitados por anteriores equipos de gobierno, lo que hace que el Consistorio no pueda destinar esos fondos a atender otras necesidades del municipio.

Inversiones

En el apartado de inversiones, aunque la partida presupuestaria se reduce ligeramente con respecto a los 649.000 euros del pasado año, el alcalde explicó que hay que tener en cuenta que a esta cantidad se suma el millón de euros que va a destinar el gobierno municipal proveniente del remanente de tesorería del pasado ejercicio y que incluye, entre otra serie de obras, la mejora de la calle Pidal (350.000 euros), reparación de caminos (700.000) o la restauración del edificio de la Tijerina (160.000 euros), por citar algunas de las más destacadas.

La socia fundadora de Uriarte Asociados no quiso pronunciarse respecto a la decisión del interventor municipal de no elaborar los presupuestos de Llanes, la primera vez que ocurre en este ayuntamiento, según recordó el alcalde. Simplemente dijo que «normalmente los presupuestos de los ayuntamientos los hacen los interventores», aunque sí que hay administraciones locales que subcontratan estos servicios para quitar carga de trabajo a estos funcionarios para que se centren en otras cuestiones. En este sentido dijo que «los interventores dedican entre el 60 y el 70% de su trabajo a rendir cuentas ante el Ministerio de Hacienda».

Más

Fotos

Vídeos