Llanes quiere aprobar el PGO de forma inicial antes de las elecciones locales

El alcalde Enrique Riestra y la empresa redactora firman el contrato del PGO de Llanes. / JUAN LLACA

El equipo redactor inicia el trabajo con el fin de dotar al concejo de un planeamiento «más sostenible» que sus predecesores anulados

TERRY BASTERRA LLANES.

Tener el Plan General de Ordenación (PGO) de Llanes listo para llevar a su aprobación antes de las próximas elecciones municipales, previstas para finales de mayo de 2019. Ese es el objetivo que se marca la compañía encargada de redactar el futuro PGO del concejo. La UTE formada por Andrés + LL. Masiá y Planz Planeamiento Urbanístico firmó ayer el contrato para realizar estos trabajos y ayer mismo comenzó a trabajar en el documento.

«Tenemos mucha ilusión por empezar a trabajar. Los plazos son cortos pero se pueden cumplir. En dos meses hay que presentar el programa de trabajo», avanzó la arquitecta Carmen Andrés, portavoz de la empresa adjudicataria de las labores de redacción del PGO. Y es que aunque en el contrato en el que se establecen las condiciones para redactar el planeamiento fija un periodo máximo de ejecución 48 meses, en el apartado 9.1 del documento se fijan unos «ambiciosos» plazos mucho más ajustados para cumplir las principales etapas en la redacción del documento.

Pero en estos trabajos el tiempo no son el único aspecto relevante para el gobierno. Tanto o más importante es la filosofía que quieren dar al futuro documento y los redactores lo tienen muy claro: el PGO que van a elaborar será «más sostenible» que sus predecesores, todos ellos anulados por la justicia.

Los redactores saben que el trabajo que realicen será mirado con lupa. «Elaborar todo documento de planeamiento es un reto», afirma Andrés, quien añade que, en el caso de Llanes, el trabajo que tienen por delante «es fascinante por la cauística previa que habrá que analizar». El equipo de Andrés + LL. Masiá y Planz Planeamiento Urbanístico que va a participar en la elaboración del texto está formado por una veintena de personas, aunque se solicitará apoyo de consultores externos para aquellas cuestiones concretas en las que sea necesaria su participación.

El alcalde Enrique Riestra recalcaba tras la firma del contrato que «fue muy difícil llegar hasta aquí» y recordaba que «hace dos años y medio nos enfrentábamos a una situación catastrófica para el concejo». Se refería el regidor al PGO aprobado de forma inicial por el último gobierno socialista de Dolores Álvarez Campillo y que preveía edificar en el concejo hasta un máximo de 12.410 nuevas viviendas, prácticamente el doble de las existentes en el municipio. Aquellas previsiones de crecimiento, aunque fueron reducidas antes de las elecciones, generaron un fuerte rechazo por parte de la sociedad llanisca, que se escenificó con la celebración de una numerosa manifestación el 2 de mayo de 2015, y acabaron haciendo que el PSOE perdiese primero la mayoría absoluta en el Ayuntamiento y, después, el gobierno municipal.

Riestra incidió en que los plazos previstos para la elaboración del documento «son muy ambiciosos», pero el equipo redactor «va a cumplirlos», al menos, lo que está en su mano. Y es que en la tramitación del documento también se incluyen varias etapas de información pública y además diferentes administraciones tienen que realizar los correspondientes informes sectoriales. Entre éstas se encuentran las diferentes consejerías del Principado, la CUOTA, la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, Feve o Carreteras del Estado, por citar solo algunas. La elaboración de estos informes en referencia a cómo afecta el futuro PGO a sus respectivas competencias puede suponer un retraso en la tramitación del plan.

En este sentido el alcalde reiteró que «todos somos conscientes de la necesitad que tiene Llanes de un PGO y esperemos que no se ponga palos en las ruedas». «El objetivo es tener el documento aprobado de forma inicial antes de las elecciones municipales», insistió.

En cuanto al futuro documento, Riestra manifestó que «el modelo de un Llanes de segunda residencia y en el que se primaba a los especuladores era el que se recogía en los anteriores planes, ahora la senda a seguir es la de la sostenibilidad ambiental y el hacer un Llanes para los llaniscos». El gobierno local va a poner a disposición del equipo redactor toda la documentación de los planeamientos anteriores anulados, para que aprovechen lo que consideren oportuno, como pude ser la cartografía en la que se invirtieron cerca de «140.000 euros», según el alcalde. También les van a entregar las «más de 2.000 alegaciones» que recibió el anterior plan, aprobado inicialmente en 2015 y anulado por los actuales mandatarios apenas unos meses después de su llegada al gobierno local. Riestra estima que estas sugerencias «pueden servir de base» a los redactores «y orientarles sobre «que quieren los llaniscos».

Con base jurídica sólida

Para la edil de Urbanismo, la forista Marián García de la Llana, «Llanes necesita un PGO que regule la actividad urbanística que hay en este concejo». Por ello «queremos tenerlo terminado, o al menos avanzado, antes de que acabe este mandato». «Queremos un PGO para un concejo sostenible y agradable para la gente que vive en Llanes y también para los que nos visitan», valoró la titular de la cartera de Urbanismo, quien destacó que el futuro documento tendrá «una base jurídica» sólida, algo que «no se puede decir de los anteriores planes» anulados por la justicia.

Por su parte Juan Carlos Armas, concejal y portavoz del PP en el gobierno municipal, calificó el momento actual como una «etapa ilusionante para tener un PGO hecho para todos los llaniscos y cumplir las necesidades de los vecinos». Valoró además que, una vez esté listo el documento, se pondrá fin a la situación actual de incertidumbre urbanística por la falta de un plan. Y también destacó que los trabajos de redacción tendrán un coste mucho menor a sus predecesores. Se ha adjudicado por 296.450 euros, frente al «cerca del millón» que costaron los anteriores textos.

Fotos

Vídeos