Llanes solicita al Principado unas normas urbanísticas provisionales

La petición la trasladó De la Llana a Fernando Lastra con el fin «dar seguridad jurídica» al concejo hasta la elaboración de un nuevo Plan General

T. BASTERRA LLANES.

El Ayuntamiento de Llanes ha solicitado nuevamente al Principado que el Gobierno regional redacte unas normas provisionales que regulen el urbanismo en el concejo hasta que el municipio disponga de un nuevo Plan General de Ordenación (PGO). Así se lo pidió la teniente de alcalde y edil de Urbanismo, Marián García de la Llana, al consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, en una reunión celebrada el pasado mes en Oviedo.

La medida busca «dar seguridad jurídica» a la actividad urbanística en el concejo en lo que se refiere a la emisión de licencias. De aceptar el Principado la petición del Ayuntamiento llanisco, y redactarse las citadas normas, que tendrían una vigencia provisional hasta la aprobación de un nuevo PGO, se «podrían desbloquear» algunos proyectos que están pendientes de la emisión del correspondiente permiso municipal para poder desarrollarse.

De la Llana recuerda que la falta de PGO genera una inseguridad jurídica en el concejo al existir dudas sobre la normativa a cumplir. Un ejemplo de esta inestabilidad es el hotel Kaype, junto a la playa de Barro. La Justicia anuló las licencias municipales de agrupación de fincas y de obras que posibilitaron realizar la ampliación y reforma de este hotel, unos trabajos que fueron demolidos en los pasados meses y que han llevado a la sociedad propietaria del negocio a reclamar 18 millones de euros al Ayuntamiento como indemnización en concepto de responsabilidad patrimonial.

Por el momento, al carecer el concejo de un PGO vigente -todas las normas urbanísticas anteriores aprobadas por el Consistorio fueron anuladas por los tribunales por irregulares- los técnicos de la Oficina de Urbanismo deben realizan un análisis «exhaustivo» de cada solicitud antes de dar su autorización para la concesión de las pertinentes licencias. De la Llana asegura que en el municipio existe «mucha actividad urbanística», aunque en su mayoría las actuaciones que se están permitiendo son las que se refieren a reformas de inmuebles. Y es que la falta de un PGO y de una norma urbanística que dé amparo legal ha hecho que «la construcción de nueva viviendas sí esté frenada».

Para poner fin a esta situación, y hasta la elaboración de un nuevo PGO cuyos trabajos de redacción aún no se han adjudicado, el Consistorio ha pedido al Principado que este redacte unas normas urbanísticas provisionales para el concejo. De la Llana confía en mantener tras el verano una nueva reunión con el consejero para avanzar en esta cuestión.

Una petición similar fue trasladada también al Principado por la Asociación de Constructores del Oriente hace unas semanas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos