Madera y piedra para devolver a La Tijerina su antiguo esplendor

Madera y piedra para devolver a La Tijerina su antiguo esplendor

Además de sustituir la cubierta y los forjados, las obras en el edificio se centrarán en recuperar las fachadas y reponer la carpintería de las galerías

LUCÍA RAMOS LLANES.

La Tijerina volverá a reinar en el barrio llanisco de San Antón. El Ayuntamiento sacaba hace apenas unos días a licitaciónlos ambiciosos trabajos de rehabilitación que pretenden devolver a este emblemático edificio, ubicado en pleno centro de la villa, no solo su habitabilidad, sino la característica estampa que antaño ofrecían sus dos galerías, forradas de madera. En las próximas semanas -los interesados cuentan con diez días hábiles para hacer sus propuestas- se conocerá la empresa encargada de hacer realidad un proyecto por el que el cuatripartito lleva trabajando desde su llegada al gobierno y que, a buen seguro, alegrará a cuantos llaniscos, jóvenes y mayores, una vez soñaron con escudriñar la costa desde sus ventanales.

La actuación, presupuestada en 131.492,12 euros, IVA no incluido, cuenta con un plazo de ejecución de seis meses, con lo que, si todo va según lo previsto, en el Consistorio esperan poder estrenar el remozado edificio a lo largo del presente ejercicio.

Según se indica en el proyecto elaborado por encargo del ejecutivo local, «la intervención consiste en rehabilitar una edificación existente sustituyendo la cubierta y la estructura de los forjados, saneando y recuperando las fachadas, cambiando las carpinterías y los pilares exteriores dado el estado ruinoso que presentan». Efectivamente, la Policía Local se veía obligada a precintar La Tijerina a principios del pasado diciembre para evitar posibles accidentes, después de que los técnicos visitasen el edificio y constatasen que había peligro de que alguno de sus dos porches sufriese desprendimientos. Un peligro que se agrava en días de temporal como los registrados a lo largo del último mes.

La memoria del proyecto explica cómo el edificio consta de dos plantas de 95,25 metros cuadrados construidos en cada una de ellas y comunicadas interiormente por una escalera. Mientras que en el nivel interior, además de los dos porches laterales, hay una pequeña sala y un baño, en el superior hay un habitáculo que funciona como distribuidor y da acceso a ambas galerías.

Respecto a la estructura del inmueble, la única actuación que se va a llevar a cabo es la instalación de pilares metálicos en las esquinas, así como unas zapatas aisladas para sostenerlos, mientras que se mantendrán los muros de carga existentes. Estos muros de piedra serán saneados y revocados con un mortero de cal en su parte externa, mientras que en el interior se utilizarán diversos materiales aislantes que garanticen que el clima característico de la zona y la cercanía del mar no provoquen desperfectos en el edificio.

En un guiño a la apariencia tradicional de La Tijerina, en las galerías se instalará un panel hidrófugo sobre el que se clavará un entablado de madera similar al que lucía antaño. La carpintería exterior, continúa el proyecto, será de madera de pino báltico barnizado a poro abierto, al igual que las barandillas de los balcones, que también serán de madera. Asimismo, en la parte superior de ambos porches se instalarán unos cartabones de madera que recuperarán la imagen original del edificio. También en el interior la carpintería será del referido material, al igual que los techos, donde, a excepción del baño, se mantendrá la actual estructura de madera vista barnizada.

Temas

Llanes

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos