Malestar entre los pequeños proveedores por no cobrar las facturas del Consistorio llanisco

La decisión de frenar parte de los pagos hasta tener los nuevos presupuestos genera dificultades a algunos emprendedores

TERRY BASTERRA LLANES.

La decisión del Ayuntamiento de Llanes tomada a principios de septiembre de frenar los nuevos pagos hasta la aprobación del presupuesto municipal está afectando ya a los pequeños proveedores que trabajan con este Consistorio. Algunos de estos emprendedores se pusieron ayer en contacto con este diario para asegurar que «contábamos con cobrar el dinero de esas facturas y al no hacerlo estamos teniendo problemas para llegar a fin de mes». Aseguran que algunos trabajos se realizaron hace más de un mes y que siguen sin ser abonados «y son cobros que necesitamos percibir para mantener el normal día a día de nuestras empresas».

Estos emprendedores no quieren hacer pública su identidad por temor a que el Ayuntamiento pueda dejar de contratarles, pero sí aseguran que «algunos lo estamos pasando mal». Advierten además que esta situación de impagos «puede generar unos intereses de demora al Consistorio», según les han indicado juristas a los que les han trasladado su situación.

La decisión de frenar los pagos a los pequeños proveedores la tomó el gobierno local a principios de mes. El alcalde Enrique Riestra explicó entonces que lo que se busca con ello es cumplir el informe de fiscalización del interventor, sobre el borrador de presupuestos elaborado por una empresa externa, para que no se gaste de más en algunas partidas que estaban próximas a agotarse. La medida no afecta a los pagos ya comprometidos, como salarios o obligaciones con los bancos. Riestra aseguró que no se iba a «dejar nada sin pagar» . El PSOE indicó entonces que los perjudicados por la medida serían los pequeños proveedores que trabajan con el Consistorio.

Temas

Llanes

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos