La marcha de la pediatra genera preocupación entre los padres de Cabrales

Francisco del Busto conversa con padres y regidores del Oriente que el pasado 17 de agosto le recibieron en el hospital de Arriondas con pancartas en las que exigían disponer de pediatras. /  NEL ACEBAL
Francisco del Busto conversa con padres y regidores del Oriente que el pasado 17 de agosto le recibieron en el hospital de Arriondas con pancartas en las que exigían disponer de pediatras. / NEL ACEBAL

Desde el Servicio de Salud del Principado tranquilizan a los progenitores y aseveran que ya están trabajando para cubrir la plaza

LUCÍA RAMOS CARREÑA.

Apenas dos meses después de que la llegada de tres nuevos pediatras a la comarca aplacase los ánimos de los padres que incluso habían llegado a concentrarse ante el hospital de Arriondas para reclamar este servicio, la preocupación regresa a los concejos de Cabrales, Peñamellera Alta y Peñamellera Baja. Ayer mismo los progenitores descubrían con sorpresa cómo la especialista que ocupaba una de las plazas del centro de salud de Llanes tras hacerse con el puesto mediante oposición ha decidido abandonarlo para ocupar uno diferente en el Hospital de Cabueñes, en Gijón.

«Nadie nos dijo nada hasta que esta mañana -por ayer- una madre llamó para pedir cita con la pediatra y le informaron de que no iba a volver, pues había conseguido plaza por promoción interna en otro lugar», relataba ayer a este diario Begoña Díaz, madre cabraliega que ejerce como portavoz de las familias afectadas. Lo hacía tras mantener una reunión con la gerente en funciones del Área Sanitaria VI , en la que ésta le confirmó la marcha de la especialista y le garantizó que tanto desde el propio área como desde el Servicio de Salud del Principado (Sespa) están trabajando ya para encontrar una pronta solución a este contratiempo.

Efectivamente, fuentes del Sespa manifestaban ayer a este diario que «en el momento en que se tuvo conocimiento de la marcha de la pediatra se iniciaron los trámites para reemplazarla». Respecto al temor de los progenitores, quienes apuntaban a que la especialista saliente «sigue manteniendo su plaza en Llanes a no ser que decida renunciar a ella», desde el Servicio de Salud rechazaron entrar en cuestiones relacionadas con los derechos laborales de estos profesionales y se limitaron a apuntar que la plaza se cubrirá «siguiendo la fórmula que permita el marco jurídico». Recalcaron, eso sí, que «los niños no van a quedar sin atender, sus padres pueden estar tranquilos».

«Los niños no van a quedar sin atender», aseveran desde el Principado

Todo apunta a que en próximas semanas quien preste el servicio -dos horas a la semana, los miércoles, en el centro de salud de Carreña y otras dos en el de Panes- sea un médico de familia con conocimientos de pediatría.

Centro de referencia

Pese a las palabras tranquilizadoras de la gerente y de los representantes del Sespa, el malestar reinaba ayer entre los padres cabraliegos, los mismos que el pasado agosto iniciaron las protestas para exigir que sus hijos fuesen atendidos por un especialista y no por un médico de familia. «Es un despropósito y una tomadura de pelo que solo dos meses después de la llegada de los pediatras estemos de nuevo así», lamentaba Begoña Díaz.

La portavoz de las familias afectadas recordaba otra vieja reivindicación de los progenitores cabraliegos y peñamelleranos: contar con un centro de referencia al que poder llevar a sus hijos cualquier día de la semana. «En la actualidad no tenemos asignado ningún centro, por lo que si los niños se ponen malos y no coincide con la visita del pediatra, no nos queda otra que ir a Urgencias del hospital de Arriondas, algo que es absurdo», aseveró Díaz. «Si vas a Llanes o Cangas de Onís dependes de la buena voluntad de quien esté, pues no es tu centro de referencia». Por ese motivo, solicitan que se les asigne un centro de salud y que esta asignación «quede registrada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos