Materia prima para el manjar de Picos

Ignacio Rodríguez, Francisco Javier Carbajal y Daniel Elola, junto a sus vacas en Bobia de Arriba, en Onís . / NEL ACEBAL
Ignacio Rodríguez, Francisco Javier Carbajal y Daniel Elola, junto a sus vacas en Bobia de Arriba, en Onís . / NEL ACEBAL

Tres jóvenes crean la primera central láctea destinada a quesos Gamonéu y Cabrales

LUCÍA RAMOS BENIA/CANGAS.

Que la profesión que mamaron desde pequeños y a la que decidieron dedicar su vida está en peligro, lo saben bien. Que van a luchar con uñas y dientes para evitar que eso suceda, también. Ignacio Rodríguez, de 31 años, y Daniel Elola y Francisco Javier Carbajal, de 26, son tres jóvenes ganaderos procedentes de Onís, Llanes y Oviedo que hace tres años decidieron unirse para sacar adelante un ambicioso proyecto: la creación de la primera central láctea radicada en el Parque Nacional de los Picos de Europa y dirigida a proveer de leche de calidad a los productores de queso Gamonéu y Cabrales.

Hoy, tras maratonianas jornadas de estudio y papeleo y algún que otro desengaño con la Administración regional, la pequeña empresa lleva cerca de un mes en marcha y ya sirve sus primeros pedidos en los concejos de Onís y Cangas de Onís. «Comenzamos en todo esto de la mano de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, con quienes seguimos en contacto a día de hoy, pero tras esperar durante casi tres años una prometida subvención del Principado que nunca llegó, decidimos arriesgar y comenzar por nuestra cuenta», explican los jóvenes. Un riesgo que puede dar vértigo, pues hasta el momento llevan invertidos más de 200.000 euros en la puesta en marcha de su proyecto.

No obstante, y aunque reconocen que el miedo al fracaso siempre está ahí, están convencidos de que la Central Láctea Picos de Europa tiene futuro. «De momento estamos trabajando con una ganadería que gestionamos nosotros mismos y que produce más de 500 litros de leche de vaca frisona al día. Todos ellos se venden sin problema a la quesería con la que comenzamos», explican. E indican que ya tienen a otros tres productores queseros interesados en hacer negocios con ellos, a la espera de contar con más ganaderos a los que comprar leche. También cuentan con aumentar pronto su producción de materia prima, esta vez de cabra, con la adquisición de varias cabezas que se unirán a las vacas que ya tienen en la localidad de Bobia de Arriba, en el concejo de Onís.

En su nueva sede de Vis, que estará operativa en 2018, también harán selección genética

Calidad superior

Además de repartir personalmente la leche en la pequeña cuba que adquirieron, los tres jóvenes ganaderos se encargan de «garantizar la trazabilidad y la calidad superior» de la materia que sirven. «Ganaderos y queserías se ahorran todo el lío burocrático, pues el papeleo, la toma de muestras y demás quehaceres los llevamos a cabo nosotros. De hecho, también ofrecemos este servicio de forma separada al de la compra de leche, para quienes la compren a otros ganaderos o tengan animales propios», explican. De esta forma, «los queseros no solo se aseguran estar utilizando leche con denominación de origen, sino que saben que la que les ofrecemos cumple con todos los parámetros de máxima calidad», recalcan.

Aunque en la actualidad solo son ellos tres quienes mueven el negocio, indican que su intención es seguir creciendo y poder crear empleo en la zona de Picos. «Nuestro siguiente paso será abrir una nueva ganadería, esta vez solo de cabras, en la nave ganadera de Vis, en Amieva, para surtir de leche a los productores de queso de Los Beyos», anuncian. En esta nueva sede, que estará operativa a lo largo de 2018, también llevarán a cabo selección genética de los animales».

Fotos

Vídeos