Los mayores disfrutan de su día en la capital canguesa

María Suero, en el centro, durante el homenaje. / NEL ACEBAL

L. RAMOS CANGAS DE ONÍS.

«Tratar de vivir feliz y sin preocupaciones, comer poco y trabajar mucho». Son los consejos que daba ayer la canguesa María Rosario Suero Soto para llegar a vivir cien años como ella. Esta vecina de Cabielles y el oniense de 96 años Pedro Peláez Vega fueron los dos protagonistas del encuentro celebrado en Cangas de Onís para conmemorar los 17 años del programa Rompiendo Distancias que desarrolla el Centro Intermunicipal de Servicios Sociales de la Mancomunidad de Cangas de Onís, Amieva y Onís. Aunque su compañero no pudo estar presente en el acto por motivos de salud, María 'la de Cabielles' derrochó alegría e ilusión por los dos.

El evento estuvo presidido por la consejera de Servicios y Derechos Sociales del Principado, Pilar Varela, quien recalcó la importancia de «aprovechar el talento y la contribución de nuestros mayores, pues somos lo que somos y estamos donde estamos gracias a su esfuerzo y trabajo». También acudieron los alcaldes de Cangas de Onís y Amieva, José Manuel González y Félix Fernández y el edil de Onís Luciano González.

Fotos

Vídeos