El menor detenido por una denuncia de agresión sexual en Celorio, en libertad vigilada

El joven queda a la espera de declarar ante el fiscal sobre lo sucedido y las comisiones de fiestas reclaman más seguridad

LUCÍA RAMOS / LAURA CASTRO LLANES.

El joven de 16 años detenido en la tarde de este lunes en relación a una presunta agresión sexual cometida en la madrugada del domingo al lunes en Celorio quedaba ayer en libertad vigilada por sus progenitores a la espera de que el fiscal de menores le tome declaración. Algo que está previsto que suceda a lo largo de la jornada de hoy.

Los hechos, que ya fueron denunciados y están siendo investigados por agentes de la Guardia Civil de Llanes y Gijón, habrían tenido lugar en torno a las tres de la madrugada, durante la verbena que se celebraba en la citada localidad llanisca. La presunta víctima es otra menor, también de dieciséis años. Tanto ella como el detenido son extranjeros, aunque tienen vinculación con la comarca oriental de Asturias, donde se encuentran pasando las vacaciones.

La noticia, adelantada por ELCOMERCIO, centraba ayer prácticamente todas las conversaciones de los celorianos, quienes reconocían estar «preocupados» ante algo que no se había visto antes en este pueblo del concejo de Llanes.

«Sí que hemos sufrido, sobre todo en los últimos años, peleas e incluso destrozos en mobiliario urbano y propiedades privadas, pero nunca algo como esto», comentaban unas vecinas que preferían no dar su nombre.

Mientras, las comisiones organizadoras de otros festejos en Llanes pedían más seguridad. «Haremos todo lo que esté en nuestras manos para evitar estos actos que nos parecen absolutamente deleznables», decía la presidenta del bando de La Magdalena, Magdalena Fernández-Peña Bernaldo de Quirós, tras conocer lo sucedido en Celorio. Las fiestas llaniscas de La Magdalena comenzarán el próximo fin de semana y aunque desde la comisión reconocen que «no hay un plan de acción concreto» frente a posibles agresiones de este tipo, sí que prevén reunirse con Guardia Civil, Policía Local y Protección Civil para incrementar la vigilancia. «Clama al cielo que tengamos que pedir precaución a las chicas y a las niñas cuando ellas no tienen la culpa», añadió la presidenta del bando, quien precisó que «es importante recordar que, por suerte, lo de Celorio ha sido un caso aislado y no podemos crear una alarma social. No queremos que las mujeres vuelvan a casa con miedo».

Una idea que compartía el presidente del bando de San Roque, Javier Avello, quien llamaba a la tranquilidad. «La colaboración con los cuerpos de seguridad es muy estrecha», destacó. Avello recordó que en todas las festividades que organiza su bando cuentan con un servicio de seguridad privada que «es fundamental y da mucha tranquilidad».

David Prada, homólogo de Avello y Fernández-Peña Bernaldo de Quirós en el bando de La Guía, condenó la supuesta agresión, pero rechazó hacer declaraciones al respecto. Por su parte, el presidente de la comisión de Naves insistió en que se trataba de «un caso puntual y no se debe generalizar» y destacó que «todos los organizadores de festejos apostamos por la seguridad y será la Guardia Civil la que valore si es necesario aumentar la vigilancia en Santa Ana».

«No se puede consentir»

El concejal llanisco Juan Carlos Armas, encargado del área de Festejos, aseguró que «estos sucesos son lamentables y no se pueden consentir» y comentó que se reunirá con el sargento para valorar la situación. Sin embargo, recordó que «cualquier actuación relacionada con este tipo de abusos entra dentro de la coordinación entre el Ayuntamiento, la Guardia Civil y la Policía Local».

Más información

Fotos

Vídeos