Mil metros de cable para volar sobre el espacio protegido

Volar sobre el Parque Nacional de los Picos de Europa ya es posible. Desde hace dos meses, la localidad cántabra de Camaleño, en pleno corazón del valle de Liébana, acoge la segunda tirolina más larga de España, con un kilómetro de longitud. El cable sobrevuela un paisaje espectacular, según recoge EFE: a la izquierda, la vía ferrata y a la derecha el macizo imponente de los Picos, las casas de piedra de Mogroviejo incrustadas en la montaña y un poco más allá su torre medieval. La atracción, en la que se pueden alcanzar los 80 kilómetros por hora, tiene una 'hermana pequeña' de 600 metros de longitud pero mucho más veloz e impactante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos