Un millón y medio para dotar al río Güeña de colectores y limpiar sus cauces

Confederación planea acometer en 2019 el plan y conectar los conductos con la EDAR que se construye en Benia

G. P. BENIA.

Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) planea una ordenación integral del río Güeña a su paso por el concejo de Onís. Este mismo lunes el alcalde, José Manuel Abeledo, se reunía con el delegado del Gobierno, Gabino de Lorenzo, y representantes de Confederación para abordar las actuaciones previstas en el proyecto, que requiere una inversión de 1,5 millones de euros.

Entre las obras recogidas en el documento de ordenación está incluida la construcción de colectores en las localidades de Avín, Sirviella y zonas de Benia Encima y El Cotorollu. Estos conductos irán conectados a la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Benia, actualmente en construcción. Las obras de esta instalación comenzaron hace un año y, según las previsiones que manejan desde el Consistorio, estará finalizada en septiembre.

Menos precisos son los plazos para el inicio de las obras de ordenación del Güeña. La intención trasladada desde Confederación al alcalde es la de arrancar los trabajos en 2019, siempre y cuando se aprueben los presupuestos generales del Estado. Actualmente, explica Abeledo, el proyecto elaborado por Confederación está pendiente de los últimos añadidos y deberá después pasar el trámite ambiental.

La demanda de este plan de ordenación era una vieja reivindicación del concejo de Onís, que ya en 2014 solicitó su inclusión en el plan de gestión integral del agua del Parque Nacional de Picos de Europa. Entonces no obtuvieron la aprobación por no disponer de la pertinente autorización ambiental.

Las de los colectores y la EDAR de Benia no son las únicas obras en materia hidráulica del municipio, pues Confederación tiene también pendiente en su lista de actuaciones mejoras en materia de infraestructuras en las inmediaciones del río. Es el caso de la escollera del Güeña a la altura del Molín de La Robellada. Además, señala el regidor, se realizará la limpieza de los cauces en el río Ayones a su paso por la capital del concejo, así como en La Riega, en el Campu de Avín y el mismo Güeña a la altura de Sirviella.

El proyecto «pone solución a los vertidos de aguas residuales al río Güeña», sostiene Abeledo, quien precisa que en una primera fase se actuará sobre los núcleos de «Benia, Villar y Talavero con la nueva EDAR de Benia. Con esto se soluciona el resto de pueblos que vierten al Güeña», explica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos