Dos monitores de surf rescatan a un bañista en apuros en Llanes

Rubén Espiniella y Mino Villar, en la tarde de ayer en la sede de la escuela Llanes Surf & Aventura recordando el rescate del bañista al que salvaron durante la mañana. / NEL ACEBAL

El hombre fue arrastrado por la corriente y golpeado por las olas contra una roca a la que se agarró en la playa de San Martín

TERRY BASTERRA LLANES.

Dos monitores de la escuela Llanes Surf & Aventura rescataron en la mañana de ayer a un bañista en apuros en la playa de San Martín, en el concejo de Llanes. Los hechos tuvieron lugar poco antes del mediodía cuando un hombre de unos treinta años, que se encuentra pasando unos días de vacaciones en el concejo, fue arrastrado por la corriente mientras se bañaba en esta playa natural.

En el arenal se registraban ayer olas que se acercaban al metro de altura. El bañista consiguió agarrarse a la pared de roca del castro existente a la derecha de la playa. El lugar estaba expuesto y las olas le golpearon, lo que le produjo diversas heridas y arañazos en varias partes de su cuerpo.

En San Martín había varios surfistas. Uno de los primeros que se percató de lo que estaba ocurriendo fue Rubén Espiniella, de la escuela Llanes Surf & Aventura, que se encontraba dando una clase en ese momento. Espiniella dijo a sus alumnos que saliesen del agua mientras él acudía remando en una tabla a toda prisa a ayudar al bañista. También pidió a sus alumnos que avisasen a su compañero Mino Villar, que estaba en ese momento dando clase a otro grupo de personas, para que éste le ayudase. A ambos se sumó en el rescate el cuñado del bañista en apuros, también surfista y que acababa de salir del agua de coger olas.

Entre los tres llegaron al punto donde se encontraba el hombre. Le ayudaron a abandonar la roca y a subirse a la tabla que llevaban los monitores para entre todos salir del agua.

La playa de San Martín, una de las más expuestas al oleaje del concejo de Llanes, no cuenta con un puesto fijo de socorrismo. El arenal se cubre con las embarcaciones con las que cuenta el Servicio de Salvamento en Playas de Llanes, gestionado por Cruz Roja, y también desde tierra con vehículos y personal cuando ocurre una emergencia. Ayer se activó el protocolo de actuación para atender este rescate tras recibir los socorristas de Llanes el aviso del 112 tras la llamada de un usuario de la playa. Cuando llegaron el bañista ya había sido rescatado por los monitores de surf, aunque el hombre sí que fue trasladado en ambulancia al Centro de Salud de Llanes para ser tratado de las heridas leves que sufrió al golpearle las olas contra la roca.

Tres salvados el miércoles

Cuando sí tuvieron que actuar los socorristas en San Martín fue el pasado miércoles cuando tres personas fueron también arrastradas por una corriente mientras se bañaban. Dos de ellas eran peregrinos que estaban realizando el Camino de Santiago en bicicleta y el tercero un hombre que estaba en la playa y que se metió en el agua a ayudarles, pero acabó también en problemas. Los tres terminaron agarrados también a una roca y golpeados por las olas, sufriendo contusiones en varias partes de su cuerpo.

Según recordaba ayer Mario Arbesú, coordinador del Servicio de Salvamento en Playas de Llanes, gestionado por Cruz Roja, en esta ocasión no había surfistas en el agua y los primeros que llegaron al lugar fueron los socorristas, tanto por mar como por tierra. Dos de los integrantes del servicio se lanzaron al agua y consiguieron rescatar a los bañistas en apuros evitando una desgracia.

Fotos

Vídeos