El gas natural llega a Colunga con la previsión de extenderse a más concejos

Rogelio Pando e Isaac Pola encienden la mecha simbólica de la red, acompañados por el presidente de Naturgas, Juan Ramón Arraibi (tercero por la izquierda) y directivos de la compañía. / JUAN LLACA
Rogelio Pando e Isaac Pola encienden la mecha simbólica de la red, acompañados por el presidente de Naturgas, Juan Ramón Arraibi (tercero por la izquierda) y directivos de la compañía. / JUAN LLACA

Son 50 los inmuebles colungueses que ya han solicitado el servicio, con capacidad para 600 tomas y aún sin implantar en 45 municipios

GLORIA POMARADA COLUNGA.

Colunga cuenta desde ayer con una red de gas natural con capacidad para 600 puntos de conexión y su propia planta satélite de suministro, perteneciente a la compañía Naturgas. Por el momento, son 50 los enganches realizados, tanto en hogares como en inmuebles municipales e industriales de la localidad y «en breve» el servicio se extenderá a La Isla, según explicó el jefe de construcción de la compañía, Ignacio Rey.

El proyecto, que arrancó en 2014, ha supuesto una inversión de 1.011.737 euros, cofinanciados por el Principado con una aportación de 113.800 euros. La actuación, destacó el consejero de Industria, Isaac Pola, «se enmarca en la tendencia del Principado de extender los servicios energéticos a la población asturiana, independientemente de cuál sea su localización». Actualmente, la red de gas natural licuado (GNL) llega a 38 núcleos y 18 polígonos industriales repartidos entre 33 de los 78 concejos de la región. La ampliación del servicio a esos 45 municipios restantes fue una de las cuestiones que ayer abordaron los representantes políticos y los directivos de Naturgas, en un encuentro previo a la inauguración. «Tenemos dos ejes de colaboración con el Principado: reforzar la infraestructura ya existente y estamos analizando varios proyectos más de similar tipología, con tanques de GNL», indicó el presidente de la compañía vasca, Juan Ramón Arraibi. De hecho, en la compañía ya barajan varios municipios a gasificar el año que viene.

Suministro de Bilbao y Ferrol

La actuación en Colunga es la primera que Naturgas culmina en solitario en Asturias, desde la venta por parte de EdP el pasado mes de julio. Las obras, iniciadas todavía siendo filial de la energética, se han vertebrado en dos ejes: la construcción de la planta a las afueras de la localidad y la canalización del gas, ejecutada a la par que se renovaban los viales del casco urbano. «El gas llega con un impacto mínimo» explicó el regidor, Rogelio Pando, que confía en que la red continúe su expansión hacia más localidades colunguesas.

Esta posibilidad, señaló el jefe de construcción, está respaldada por las características técnicas de la obra, pues al tratarse de una instalación escalable podría dar servicio al millar de habitantes con los que cuenta el municipio. Por el momento, en su fase inicial, la carga para los 60 metros cúbicos de capacidad del depósito se «suministrará según se vaya necesitando» y el gas natural procederá de las plantas de Bilbao y Mugardos, en Ferrol. No obstante, desde Naturgas apuestan por recurrir a la regasificadora de Gijón, ahora paralizada. «Es mejor tener una planta a 50 kilómetros que a 200», valoró Rey. El consejero, por su parte, recordó que para la planta gijonesa «se pretende un papel en otro ámbito. No tiene vinculación directa, pero es objetivo del Principado su puesta en servicio», indicó.

Fotos

Vídeos