Una Navidad sin montar el belén de Villamayor

A pesar de la ausencia de la tradicional instalación piloñesa, la comisión de festejos garantiza que se organizará la cabalgata de Reyes

ENRIQUE CARBALLEIRA INFIESTO.

Un largo período de baja, a causa de una dolencia lumbar, ha impedido a Rafael Rojo armar a tiempo para esta Navidad el belén monumental de Villamayor, Piloña, montaje que ha adquirido en los últimos años una enorme popularidad. Por esta razón, y con gran pesar por parte de uno de los impulsores de esta extraordinaria maqueta navideña, este año la localidad no podrá exhibir los pueblos, ríos, caminos y figuras que se han hecho con un hueco en la tradición belenística de la comarca.

Pese a este contratiempo, Rafael aseguraba ayer que su apuesta por el belén sigue en pie y muy vigente «porque es uno de los principales atractivos de la parroquia». Espera que el próximo año sus problemas de salud estén completamente superados y pueda afrontar la complicada tarea de armar la maqueta. De hecho, según explicó, «en los meses de enero y febrero ya habíamos comenzado a avanzar con el montaje». Luego se originaron sus problemas en la espalda y tuvo que coger una baja que se extendió durante cuatro meses. «No ha sido posible llegar a tiempo para tener listo el nacimiento», añadió.

El impulsor de este belén que recibe visitas desde todos los rincones de Asturias quiso desvincular la ausencia momentánea de los problemas por la falta de renovación que existen actualmente en la junta directiva de Cofivi, la comisión de festejos local.

El responsable de esta comisión, Andrés Rojo, hermano de Rafael, ha advertido de que tras treinta años al frente de la misma, «ha llegado la hora de que alguien tome el relevo». Su intención es que la gente joven se implique y coja las riendas de las diferentes actividades que este colectivo ha impulsado a lo largo de varias décadas, convirtiéndose en un auténtico revulsivo para la vida social de la parroquia.

Según confirmó ayer Andrés, en estos últimos días se han establecido contactos con un grupo de gente joven de la localidad y se está a la espera de que se animen a hacerse cargo de la comisión en próximas fechas. «Por nuestra parte tendrán nuestro apoyo y ayuda, aunque yo no quiero estar en la directiva, creo que es momento de que otras personas se hagan cargo del colectivo y de impedir que se pierda, porque sería una verdadera pena», explicó, recordando que él también ocupa el cargo de presidente de la Parroquia, responsabilidad que le lleva «demasiado tiempo». Pese a estos problemas, Andrés garantiza que la localidad no se quedará sin su cabalgata de Reyes, «porque si no es Cofivi, la propia parroquia se encargará de su organización».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos